Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Lorenzo: "No estoy hecho de otra pasta"

EFE - Barcelona EFE - Barcelona
Jorge Lorenzo, piloto de Fiat-Yamaha, comparó hoy las sensaciones que experimentó tras ganar su primera prueba en la máxima categoría, el Gran Premio de Portugal, con la de tener un hijo, "una magnitud sentimental probablemente igual de alta", según explicó en un encuentro con la prensa y aficionados durante el salón de la moto de Barcelona.

"No he tenido un hijo y no puedo saberlo, pero creo que es una sensación y un sentimiento similar", explicó Lorenzo durante la presentación de la "scooter" de Yamaha que lleva su nombre. "Cuando tenga un hijo, lo sabré. Pero creo que es parecido, una sensación increíble", relató. Pese a las lesiones que sufre en ambos tobillos y que no le impidieron completar el GP de China el día de su 21º cumpleaños, Lorenzo visitó el salón de la moto de Barcelona ayudado por sus asistentes y prácticamente sin poder caminar. "No estoy hecho de otra pasta, soy una persona de carne y hueso que trabaja para cumplir sus sueños", explicó antes de matizar que "la salud es lo más importante".

Lorenzo aún no sabe si podrá correr en Le Mans, el próximo 18 de mayo. "Volver a caerse es un riesgo, pero lo asumo. Si puedo volver a ganar una carrera, lo intentaré con todas mis fuerzas", destacó. En su análisis de la situación del campeonato del mundo, con cuatro pilotos ganadores en las cuatro pruebas disputadas, Lorenzo volvió a situar a Casey Stoner, Valentino Rossi y Dani Pedrosa como "grandes candidatos" al título mundial y recordó que, como debutante en la categoría, aún tiene "bastante por aprender". Con una victoria y dos podios en cuatro pruebas, Lorenzo aparece como segundo clasificado del Mundial, pese a que el piloto de Yamaha adelantó que, "aunque esté delante o detrás, pelearé al máximo para ser campeón del mundo de MotoGP algún día".

Rodeado por una nube de seguidores, Lorenzo explicó que su cuarto puesto en China llegó después de una dura carrera que disputó "infiltrado, con los pies dormidos", y consciente de que una nueva caída "hubiera sido dramática". "Pero poco a poco me fui viendo con opciones y logré remontar", explicó el piloto mallorquín. El piloto de Yamaha también se refirió a su difícil relación con el líder del mundial, Dani Pedrosa. Prometió hacer un esfuerzo para mejorar su relaciones con el piloto de Repsol-Honda. "Intentaré que nos llevemos mejor", expresó, antes de agradecer las palabras de su rival en cuanto a su pronta recuperación.

Cuestionado sobre las novedades que ha introducido en el pilotaje el control de tracción de las máquinas de MotoGP, Lorenzo reconoció que el control "corrige las derrapadas y aporta seguridad, pero resta un poco de espectáculo" en la conducción. A pesar de ello, reiteró que el piloto "sigue siendo lo más importante" en el circo del mundial. "Nadie ganaría con una bicicleta", ironizó.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información