Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La Guardia Civil investiga a los epeleólogos

  • Se marchaban del lugar sin avisar
EFE EFE
La Guardia Civil interceptó a los espeleólogos holandeses a los que se buscaba desde esta madrugada en una cueva de Cantabria cuando ya se marchaban del lugar en una furgoneta, sin avisar a los servicios de socorro de que habían salido y estaban bien.

Los cuatro excursionistas, pertenecientes al club de espeleología Netherlands, se habían adentrado ayer en la cueva Mortero de Astrana por la boca de Rubicera con la previsión de salir sobre las 20.00 horas por la de Astrana, pero se vieron sorprendidos por una corriente de agua cerca de la salida y volvieron sobre sus pasos.

Fue uno de sus compañeros el que alertó a medianoche al 112, desde el exterior, de que no tenía noticias de su paradero, lo que hizo que Protección Civil de Cantabria movilizara a su equipo especializado en rescate en cuevas, que se adentró en la cavidad de madrugada, según ha informado el Gobierno de Cantabria.

Esta mañana, a una hora que aún no se ha precisado, los cuatro ciudadanos holandeses, tres mujeres y un hombre, salieron por su propio pie de la cueva y se marcharon sin avisar a nadie, mientras el equipo de rescate seguía buscándolos en otra galería.

Fuentes de los equipos de socorro han indicado a Efe que dos de los cuatro excursionistas no tenían experiencia en este tipo de actividades y que el grupo no iba provisto de trajes de neopreno, una prenda que se suele utilizar habitualmente en las cuevas de Cantabria para protegerse del agua y, sobre todo, del frío.

Esas circunstancias y el hecho de que se marcharan sin avisar a nadie tras haberse montado un operativo de rescate, han hecho que la Guardia Civil haya abierto una investigación para aclarar lo ocurrido.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información