Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El caballo Mon Mome gana la 162 edición del Grand National

  • Rompió los pronósticos de los apostantes
TURF-GRAND NATIONAL
EFE EFE

Rompiendo todos los pronósticos, el caballo Mon Mome, montado por el jinete Liam Treadwell, venció hoy la 162 edición del Grand National, la carrera hípica de obstáculos más importante del mundo, tras imponerse en el tramo final al resto de participantes.

Es la primera vez en más de 30 años -ocurrió también en el año 1967, cuando lo logró Foinavon- que un equino que partía como menos favorito en las casas de apuestas británicas se lleva esta importante prueba. De hecho, la apuesta por el mencionado caballo, entrenado por Venetia Williams, valía cien veces más de la cantidad apostada (100-1).

El segundo clasificado de esta siempre accidentada carrera fue el caballo Comply Or Die, con la monta de Timmy Murhpy, y tercero quedó My Will, a cuyos lomos compitió el jinete Ruby Walsh, y que era el gran favorito por las casas de apuestas británicas. El ansia de los corredores por tomar los primeros puestos antes de la señal de salida hizo que esta carrera, que se disputa en el hipódromo de Aintree (noroeste de Inglaterra), comenzara al tercer intento, con dos falsos disparos de salida.

Durante los primeros obstáculos de la competición destacó el equino irlandés Black Apalachi, montado por Denis O'Regan, que se mantuvo en el primer puesto con bastante ventaja sobre el resto de caballos hasta pasada la mitad de la competición, aunque se cayó en el vigésimo segundo obstáculo. Con su victoria, Mon Mome rompió los pronósticos de los apostantes que, mayoritariamente, invirtieron su dinero en los equinos My Will, tercero clasificado, Butlers Cabin o Rambling Minster.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información