Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Rossi y Lorenzo arrancan con fuerza

  • En los primeros entrenamientos libres
En los primeros entrenamientos libres
EFE EFE

El australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici) y el italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) cumplieron con todas las previsiones que les daban como principales candidatos a luchar por la victoria desde la primera carrera de la temporada 2009 y no han defraudado esas expectativas.

Casi desde el principio, Stoner se ha encargado de marcar el ritmo de MotoGP, no así Rossi, quien en algunos momentos ha tenido ciertos problemas para seguir a su rival y se ha visto incluso superado por el estadounidense Colin Edwards (Yamaha YZR M 1), si bien al final de los entrenamientos todo ha quedado en su sitio.

La lucha por el título de MotoGP tiene toda la pinta de que será una vez más un duelo mano a mano entre Stoner y Rossi, con algunos convidados en segundo plano que en ocasiones puede ser Colin Edwards, en otras el español Jorge Lorenzo, que acabó cuarto la primera jornada, y otras, cuando se recupere, quizás Daniel Pedrosa.

El piloto número uno de Honda ha tenido serios problemas para lograr no ya un buen rendimiento, sino un rendimiento apto para la categoría, pues al final cerró la tabla de tiempos a más de cuatro segundos del australiano Casey Stoner. La movilidad de su rodilla lesionada es todavía demasiado reducida para poder exprimir al máximo el potencial de su Honda y ello le acabó relegando a la decimoctava plaza mientras que su nuevo compañero de equipo, el italiano Andrea Dovizioso, fue octavo.

Salvo por lo que se refiere a Stoner y Rossi fueron unos entrenamientos extraños, con cambios tras los líderes de Ducati y Yamaha, pero todos moviéndose en unas diferencias que son las que también marcan el rendimiento tanto del australiano como del italiano frente al resto.

Quien más se acercó a ellos fue Colin Edwards, pero después, a partir de Lorenzo, ninguno pudo romper la barrera del segundo frente a Rossi y Stoner, con actuaciones un tanto más discretas de pilotos de los que se esperaba más, como es el caso de los españoles Toni Elías y Sete Gibernau. A ambos les costó mucho arañar décimas al cronometro y, a la postre, se tuvieron que conformar con la duodécima y decimosexta posición, respectivamente.

Una de las sorpresas de la jornada la protagonizó el húngaro Gabor Talmacsi (Aprilia), quien se hizo acreedor al mejor tiempo de los 250 c.c. por delante de todo un subcampeón mundial de la cilindrada como el español Alvaro Bautista (Aprilia).

El italiano Marco Simoncelli (Gilera), campeón del mundo del cuarto de litro en 2008, operado hace apenas tres días de una fractura de escafoides, bastante hizo con poder manejar su moto para situarla en la decimosexta plaza a casi tres segundos del mejor tiempo, pero una lesión de este tipo siempre suele dar complicaciones y genera bastante dolor, máxime al tratarse de la mano del puño del acelerador.

Donde no hubo dudas fue en los 125 c.c., cilindrada en la que el español Julián Simón (Aprilia) fue dueño y señor de los entrenamientos e impuso su autoridad con gran margen de diferencia, más de un segundo respecto a su inmediato perseguidor, su propio compañero de escudería, el británico Bradley Smith.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información