Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El 'milagro' de Kubica

  • El polaco sobrevivió a un accidente a 300,13 km/h y ahora es una de las joyas del Mundial
Defensa Central - Madrid Defensa Central - Madrid

Robert Kubica (Cracovia, 7 de diciembre de 1984) ya ha entrado en los libros de historia de la Fórmula 1 con la pole-position lograda en Bahrein, pero su nombre ya figuraba por otros dos motivos: ser el primer polaco en aterrizar en el Gran Circo y sobrevivir a un tremendo accidente a 300,13 kilómetros por hora un año después de su llegada a BMW.


En el GP de Canadá en 2007. Su monoplaza, en la vuelta 27, colisionó con el Toyota de Trulli, se elevó sobre un piano descontrolado, chocó contra un muro, comenzó a dar vueltas de campana y acabó estrellándose de nuevo contra el muro opuesto de la pista. El impacto fue brutal, los pies del piloto se veían asomar por el destrozado morro del coche... Pero Kubica sólo había sufrido un esguince de tobillo. Su inquebrantable fe cristiana (luce en su casco su amor por Juan Pablo II) y el HANS obraron el milagro.


Kubica, público admirador de Alonso y habitual compañero de partidas de cartas, estuvo durante muchos años ligado a Renault, aunque su nombre no saltó a la fama hasta que en 2005 ganase las World Series by Renault, lo que le permitió convertirse en probador de la marca francesa. De ahí saltó a su actual equipo, donde por fin, y ante la alegría de Alonso, que ayer no dudó en abrazarle por la pole alcanzara, pudo por fin demostrar toda su valía.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información