Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Rossi puede igualar las victorias de Ángel Nieto

Asun Redondo Asun Redondo
Francia recibe la quinta prueba del Mundial de Motos. Valentino Rossi llega al mítico "Le Mans" con la única intención de llevarse su segundo triunfo consecutivo, tras la victoria en China, para volver a dejar claro a sus rivales quien es Rossi. Y es que el italiano, que no vencía desde el Gran Premio de Portugal de 2007, despertó en el circuito asiático, recortando distancias con el líder, Dani Pedrosa, del que le separan ahora nueve puntos. Según Rossi, "China fue un buen empujón para todos, ya que conseguimos un buen resultado, un premio al duro trabajo realizado por todo el equipo.Ahora, debemos aprovechar este momento y continuar en esta línea". Y debe hacerlo, no sólo por volver a aspirar por la cabeza de la clasificación, sino porque, de sumar una victoria más, podría igualar la proeza hecha por el español Ángel Nieto, de noventa victorias a lo largo de su carrera deportiva en todas las categorías.

El circuito francés siempre ha marcado un punto de inflexión en el transcurso de la temporada. En este tramo de la campaña es donde, tradicionalmente, Valentino Rossi marcaba la pauta. De hecho, el director del equipo Fiat Yamaha, Davide Brivio, considera que el GP de Francia será el inicio de la parte más importante de la temporada. El italiano ha tenido momentos agridulces en "Le Mans". Rossi ha subido en dos ocasiones al podio francés, pero, por contra, los dos últimos Grandes Premios han sido "gafes" para el piloto. El pasado año, la lluvia aguó la carrera de Valentino en el GP de Francia. Mientras, en 2006, fue un neumático defectuoso el que le apartó de la carrera. Precisamente, los neumáticos de Rossi volverán a ser protagonistas en el Gran Premio de casa para Michelín, ya que será la primera vez que su Yamaha luzca unos Bridgestone. Como apunte positivo, hay que destacar que, el año pasado, Bridgestone acaparó las tres plazas del cajón.

El cinco veces campeón del mundo en la categoría reina confía en su moto. "La Yamaha va bien en Le Mans, este año la novedad son los Bridgestone, aunque estoy seguro de que haremos un buen trabajo. Estamos a nueve puntos del líder y nuestros rivales están muy motivados, así que no podemos relajarnos y daremos el máximo otra vez", dijo "il dottore".

Respecto a ese traspiés sufrido el año pasado, Rossi dijo que "nos llevamos una decepción muy grande, ya que esperábamos un buen resultado en seco y la lluvia trastocó los papeles. Este año llegamos muy bien tras el resultado de China".

Brivio quiere aprobar una asignatura pendiente

Davide Brivio ha recuperado la sonrisa tras el GP de China y sabe que eso hará que Rossi llegue muy motivado a "Le Mans". "Los ingenieros han hecho un gran trabajo, Valentino estuvo increíble y eso nos ha dado un gran empujón en términos de confianza y motivación", indicó Brivio. "Ahora debemos ir a por el Mundial. En 2006 casi ganamos, pero un problema técnico nos apartó de la victoria. El año pasado tuvimos mala suerte con la lluvia y tampoco hicimos una buena carrera. Así que, este año, tenemos una tarea pendiente y trataremos de acabarla", sentenció el director de Fiat Yamaha.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información