Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Valverde sigue líder tras la sexta etapa

  • CICLISMO-DAUPHINÉ LIBERÉ
CICLISMO-DAUPHINÉ LIBERÉ
Defensa Central Defensa Central

El francés Pierrick Fedrigo, del equipo Bouygues, a anotó la sexta etapa de la Dauphiné Liberé, la más corta de la presente edición disputada entre Gap y Briançon, de 106 kilómetros, en la que Alejandro Valverde mantuvo el jersey amarillo de líder.

Fedrigo fue el más rápido en el grupo de cinco corredores supervivientes de la escapada del día que se disputaron la etapa por velocidad en la recta de llegada. Con un tiempo de 2h.48.17 entró por delante del belga Jurgen Van de Walle (Quick Step), del francés Stéphane Goubert (AG2R) y del español Juan Manuel Gárate (Rabobank).

Los favoritos, en especial Valverde, Contador y Evans, se dedicaron a marcarse en el ascenso al Izoard, uno de los colosos del Tour de Francia, situado a 2.360 metros de altitud, cuya cima se encontraba a 20 kilómetros de meta.

No hubo batalla en esta ocasión y también juntos realizaron el descenso hasta la Gargouille, una cota de cuarta categoría de 1500 metros de longitud al 8 por ciento de pendiente, donde se probó Alberto Contador, que no tuvo licencia de sus rivales directos para el despegue. Por lo tanto, llegaron a meta en el mismo tiempo a 4.12 minutos de Fedrigo.

Una jornada de transición en la que la alta jerarquía de la carrera dio permiso para que una escapada calmara los ánimos iniciales, ya que se sucedían constantes intentos de escapada. En el kilómetro 23 se produjo la emancipación de 14 corredores, incluidos los españoles Juan Manuel Gárate, Gorka Verdugo, Bingen Fernández y Alberto Fernández de la Puebla.

Con ellos, el vencedor final, Pierrick Fedrigo, con el belga De Waelle y otro francés, Stephane Goubert. Por delante el Izoard, el techo de la Dauphiné, por donde pasaron los citados más Gárate, que aprovecharon el arranque de Waelle a 10 kilómetros de la cima.

En el descenso se unió el danés Lars Bak (Saxo). Una situación controlada y con margen suficiente para jugarse la victoria entre ellos, que veían cómo el grupo del líder se alejaba a más de 4 minutos.

En la Gargouille se despejó la incógnita. Demarró Fedrigo a 150 metros de la parte más alta de Briançon, sin respuesta, directo a inscribir su nombre en el palmarés de la Dauphiné a sus 30 años. El campeón de Francia 2005 ya tiene una bonita victoria para unirla a la que consiguió en el Tour hace 4 años.

Por detrás, en la otra etapa, los favoritos no se dejaron respirar. Valverde lanzó el descenso del Izoard, pero nadie se despistó. Contador presentó su boleto a un kilómetro de meta, para probar a sus contrincantes, pero sin renta. Ambos españoles junto a Evans se citaron para el sábado en el Galibierl la Croix de Fer y Longchamp. Palabras mayores en el ciclismo. Los tres tenores de la Dauphiné siguen en un pañuelo de un minuto.

Mañana se disputa la séptima etapa entre Briançon y Saint François Longchamp, de 157 kilómetros, la jornada reina con los ascensos del Galibier, Croix de Fer y el final en alto de Logchamp.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información