Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Armstrong: "Vengo a ganar el Tour"

  • "Si Contador es el más fuerte, me sacrificaré por él"
"Si Contador es el más fuerte, me sacrificaré por él"
EFE EFE

El estadounidense Lance Armstrong aseguró que vuelve al Tour de Francia con la intención de ganarlo, aunque señaló que se pondrá al servicio de su compañero de equipo Astana Alberto Contador "si es el más fuerte".

"Desde el primer día veremos todo más claro. Si Alberto es el más fuerte, me sacrificaré por él. Eso no me supone ningún problema. Es la tradición del ciclismo", aseguró el tejano. Armstrong señaló que el español "es el mejor escalador del mundo" y alabó su "talento" y su juventud, pero añadió que "todavía es demasiado nervioso y fogoso", por lo que la estrategia "la decidirá la carrera. Hay que ser leal y trabajar para el que esté en posición de ganar", indicó.

El séptuple ganador del Tour señaló que vuelve a la carrera con la intención de ganarla. Pero a punto de cumplir 38 años y después de tres retirado de la competición, reconoció que no tiene la misma confianza que antes. "No es como antes, en 2004, 2005 ó 2001, cuando venía y estaba seguro de ganar. Ahora la confianza no es la misma. Pero me siento bien, físicamente fuerte para ganar. Estoy como en 2003, cuando gané por muy poco (cuando se impuso al alemán Jan Ulrich), pero no como en 2005, 2004 ó 2001. Digamos que apuesto tres contra uno", afirmó.

Mónaco, Andorra y Annecy, etapas claves

El tejano aseguró que el ganador del Tour de Francia "será el que pase sin daños las etapas de Mónaco, Andorra, Annecy y el Ventoux. Espero estar entre los primeros cuando lleguen esas dificultades importantes", afirmó. Armstrong reconoció que el reencuentro con el público francés, que nunca le ha tenido una gran consideración, puede ser complicado. "Creo que habrá división. No espero que me reciban con rosas. He ganado siete veces el Tour, algo inédito, es lógico que la gente se haga preguntas", afirmó.

En cuanto al dopaje, Armstrong consideró injustificadas las sospechas y recordó que esta temporada ha pasado 33 controles. "Pregunten a los otros ciclistas cuántas veces han sido controlados. A veces se ve a corredores que salen de la nada, ganan y desaparecen. Eso es sospechoso. Pero yo he probado desde el principio que soy un gran corredor. La sospecha comenzó en 1999. Si hubiera estado dopado y hubiera tenido que dejar de hacerlo por miedo se habría notado. Sin embargo fui más rápido en 2000, y más todavía en 2001 y así seguidamente", afirmó.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información