Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Serena Williams, a la final sufriendo

  • Ganó 6-7(4), 7-5 y 8-6 a Dementieva
Ganó 6-7(4), 7-5 y 8-6 a Dementieva
EFE EFE

La número dos del mundo, Serena Williams, se impuso a la rusa Elena Dementieva en un partido cargado de emoción, en el que incluso salvó una bola de partido en el último set y que duró poco menos de tres horas, con lo que vuelve a llegar a la final un año después de perder contra su hermana Venus.

La menor de las hermanas Williams venció por 6-7(4), 7-5 y 8-6 y se mete por segundo año consecutivo en la última ronda del torneo londinense, donde tendrá una nueva oportunidad de alzarse con el título después de haberlo conseguido ya en los años 2002 y 2003.

El primer set del partido comenzó muy bien para Serena Williams, quien consiguió romper en el primer juego el servicio de su rival y ganar el suyo en el siguiente.

Sin embargo, la rusa no se dejó intimidar por su contrincante y le pagó con su misma moneda al romperle el saque y ganar su servicio consecutivamente, lo que igualó el marcador a dos juegos.

Desde ese momento las dos jugadoras no cedieron más terreno y rayaron a un gran nivel, devolviéndose continuamente los golpes y ganando sus servicios para no dar ni la más mínima ventaja a su contrincante, algo que fue una constante durante las cerca de dos horas y media que duró su enfrentamiento.

La rusa intentó mover por la pista a la menor de las hermanas Williams, a lo que la estadounidense respondió no dando por perdida ni una sola bola, incluso en aquéllas a las que llegó tan apurada que tan sólo consiguió mandar a la red.

Especialmente paradigmático de la igualdad del partido fue el séptimo juego, cuando Serena Williams desaprovechó tres puntos de "break" consecutivos y acabó perdiendo el juego después de que Dementieva se anotara cinco puntos seguidos.

La extrema igualdad entre ambas hizo que finalmente se llegara al "Tie-break", donde se anotaron un punto cada una hasta que la rusa se puso con 6-3, cuando hizo una doble falta que pareció darle alas a Serena pero que finalmente aprovechó para hacerse con el primer set.

El guión del segundo set fue prácticamente calcado al del primero, con la menor de las Williams imponiendo su servicio en el primer juego y haciéndole un "break" a la jugadora rusa en el segundo, con lo que se volvió a poner con 2-0 a su favor, algo que la rusa le devolvió en el sexto juego para igualar la contienda a tres.

Sin embargo, la estadounidense logró romperle el servicio una vez más a Dementieva para ponerse 5-6 por delante gracias al uso del "ojo de halcón", ya que los árbitros habían dado como buena una pelota enviada por la rusa que había ido fuera.

En la única categoría en la que Serena Williams se mostró claramente superior a su rival fue en la de "aces", donde se anotó veinte frente a los tres de Dementieva.

La menor de las Williams aprovechó finalmente que Dementieva fallara en los momentos clave del final del segundo set para hacerse con él, algo de lo que se lamentó la rusa amargamente -en el suelo, de rodillas- mientras la estadounidense gritaba con rabia contenida un "Come on" que resonó en la pista Central del All England Club.

La tensión no decayó en el tercer set. En el cuarto juego, Dementieva consiguió romperle el servicio a la estadounidense para ponerse por delante con 1-3, aunque Serena Williams volvió a demostrar una gran fortaleza mental para recuperarse y remontarlo, colocando el 3-3 en el marcador.

Ante una abarrotada pista Central de Wimbledon, las dos jugadoras dieron un auténtico espectáculo en el que se disputaron multitud de puntos largos y rayaron ambas a un gran nivel pese al calor que hizo hoy en Londres, con cerca de 30 grados centígrados en algunos momentos del día.

La emoción alcanzó su cenit con el 4-5 a favor de la rusa, cuando dispuso de una bola de partido que la estadounidense salvó gracias a la diosa fortuna, ya que forzó el "deuce" con una volea que rozó la red.

La número dos del mundo exhibió su poderío físico y acabó rompiendo el servicio a Dementieva, tras lo que acabó venciendo por 8-6, una victoria que la lleva a la final del sábado, donde se enfrentará a su hermana o a la número uno del mundo, Dinara Safina

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información