Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Nuevo duelo Rossi-Lorenzo en Laguna Seca

  • Estados Unidos acoge un nuevo duelo entre los dos mejores pilotos del Mundial
ambos están luchando por el título
EFE EFE

El célebre "Sacacorchos", la curva en bajada más espectacular del campeonato del mundo de MotoGP, volverá a ser el juez privilegiado que por la supremacía de la categoría mantendrá el italiano Valentino Rossi, el español Jorge Lorenzo y el australiano Casey Stoner este fin de semana en el circuito californiano de Laguna Seca.

El Gran Premio de Estados Unidos es la octava cita del campeonato del mundo de motociclismo sólo y en exclusiva para los pilotos de MotoGP y allí los representantes de Yamaha y Ducati dirimirán una nueva lucha por aventajar a sus rivales en la tabla provisional de puntos, si bien parece que el español Jorge Lorenzo es quien parte más retrasado en esa pelea. Y no lo será por su rendimiento físico, sino más bien por su escaso conocimiento de la pista, pues el pasado año una caída le apartó de la carrera a las primeras de cambio y tan solo pudo hacer los entrenamientos, por lo que una vez más deberá emplearse a fondo para recuperar el tiempo perdido en el bello y complicado trazado próximo a la ciudad de Monterey.

NUEVO DUELO ENTRE ROSSI Y LORENZO

Con todo, Jorge Lorenzo ha demostrado una más que notable progresión con respecto a la pasada campaña y los resultados le avalan, aunque frente a él se encuentren dos campeones del mundo de la talla de Valentino Rossi y Casey Stoner. El ocho veces campeón del mundo Valentino Rossi llega a Laguna Seca con la vitola de líder y aún con su adelantamiento en el "sacacorchos" del pasado año a Stoner, muy fresco en la memoria, máxime si se tiene en cuenta que aquella carrera supuso un punto de inflexión en las aspiraciones de ambos por el título mundial.

Nadie pudo imaginar entonces que era posible hacer lo que hizo entonces Rossi, como tampoco nadie se esperaba el adelantamiento del italiano a Lorenzo en Montmeló de la presente campaña y eso le da un interés más especial si cabe a la carrera americana. Rossi es capaz de hacer casi cualquier cosa sobre su Yamaha YZR M 1 y las exiguas diferencias que mantiene respecto a sus rivales le obligan a buscar a cualquier precio una nueva victoria que le consolide al frente de la tabla de puntos.

STONER, CADA VEZ MÁS RECUPERADO

Él es quien mejor se encuentra todos los niveles, no así Casey Stoner, quien ha sufrido y mucho, en el aspecto estrictamente físico, en los dos últimos grandes premios para poder terminar las carreras en posiciones de podio. Aunque no se encuentra todavía una explicación lógica a la merma física del piloto australiano, desde el equipo Ducati y también por los médicos que habitualmente siguen el campeonato del mundo, se está haciendo todo lo posible para saber el porqué de la debilidad de Stoner en la parte final de las últimas carreras.

Recuperado del extraño mal que le aqueja, Casey Stoner debe ser el más duro rival para Valentino Rossi, a quien el pasado año le avisó de sus intenciones en carrera con un ritmo trepidante de entrenamientos, pero el italiano el estaba "esperando" con una sorpresa en forma de "presión total" que, como apunta en la presente temporada, parece surtir el efecto apetecido. Con quien no le sirve de nada la presión es con Jorge Lorenzo, su propio compañero de equipo, que dispone de la misma ventaja, la Yamaha YZR M 1 y el único inconveniente de no conocer como el piloto de Urbino el siempre complicado aunque incomparable circuito enclavado en las laderas que circundan la Laguna Seca de Monterey.

PEDROSA, A RECUPERAR EL TIEMPO PERDIDO

No serán los únicos protagonistas del fin de semana de Estados Unidos, puesto que Daniel Pedrosa debe de ser, junto a su Honda RC 212 V, otro de los destacados del fin de semana, sobre todo si no quiere que se ponga una vez más en cuestión su futuro deportivo. A Pedrosa las caídas no le respetan y casi siempre que acaba por los suelos se hace daño, lo que hace muy difícil mantener una regularidad como para luchar por el título mundial de MotoGP, objetivo que esta temporada parece alejarse irremisiblemente puesto que se encuentra quinto en la casi con prácticamente la mitad de puntos que Rossi.

Pero Daniel Pedrosa debe sacar fuerzas para iniciar la remontada y acabar luchando por las posiciones de podio en lo que queda de temporada, máxime si tenemos en cuenta que su proceso de recuperación se encuentra ya al final del camino y junto al italiano Andrea Dovizioso, su compañero de escudería, deben devolver a Honda el esplendor perdido. Otro de los que seguro estará entre los protagonista del fin de semana debe ser el "Tornado de Texas", estamos hablando de Colin Edwards y su Yamaha YZR M 1, quien en Laguna Seca se encuentra como en casa y seguro que rendirá a un espléndido nivel, lo que también se espera de Nicky Hayden, que sabe lo que es ganar en esta pista, si bien su "matrimonio" con la Ducati Desmosedici GP 9 no parece terminar de cuajar.

PUNTUAR, EL OBJETIVO DE ELIAS Y GIBERNAU

Tanto Toni Elías (Honda RC 212 V) como Sete Gibernau (Ducati Desmosedici) tienen en Laguna Seca una oportunidad importante para lograr un buen resultado. En este circuito tuvo el pasado año el piloto de Manresa una actuación destacada sobre la Ducati del equipo Pramac y ello debiera mejorar sobre su nueva montura, mientras que en el caso de Gibernau primero deberá afrontar su particular "revival" en una pista que no pisa desde hace años. Tampoco pisará la pista, pero en su caso por lesión, el finlandés Mika Kallio, a quien le deben realizar una serie de injertos de piel en su dedo anular de la mano izquierda que aconsejan reposo absoluto para evitar infecciones en esa zona.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información