Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Sachsenring, nuevo escenario del 'triple duelo' Rossi-Lorenzo-Pedrosa

  • MOTO GP - ALEMANIA
MOTO GP - ALEMANIA
EFE EFE

El circuito de Sachsenring puede y seguramente se convertirá en un cruce de caminos para los intereses, antagónicos, de sus principales protagonistas, el líder italiano Valentino Rossi y los aspirantes a su cetro, los españoles Jorge Lorenzo y Daniel Pedrosa, y el australiano Casey Stoner.

Nunca viene mal echar la vista atrás y, al hacerlo, baste recordar que en 2008 comenzaron los pesares y problemas de Daniel Pedrosa en este mismo escenario. Una caída cuando marchaba líder en solitario y bajo una intensa lluvia, que hasta entonces no había sido uno de sus grandes aliados, fue el detonante del comienzo de su calvario, del que ahora parece ver la luz el triple campeón del mundo español. Su victoria en Estados Unidos, en el siempre carismático trazado de Laguna Seca, debe haber sido el revulsivo que le hacía falta al piloto de Castellar de Vallés para iniciar su particular remontada para acercarse al líder del campeonato, Valentino Rossi.

De ahí la importancia para Pedrosa de llegar a Sachsenring con las ideas muy claras como para que el circuito alemán, retorcido, corto y siempre complicado a la hora de adelantar rivales, no se vuelva a "atrancar" y represente la confirmación de cuanto apuntó el piloto catalán con su victoria en Laguna Seca. En el polo opuesto a Pedrosa, cuarto en el campeonato, se encuentra Valentino Rossi, sólo Francia le ha dejado fuera del podio y de la tabla de puntos, contando con "su" carrera, la de Italia, como el peor resultado de la temporada, tercero, puesto que el resto de clasificaciones del ocho veces campeón del mundo siempre ha estado entre los dos primeros peldaños del podio. Pero Rossi necesita aumentar su ventaja en el campeonato para marcharse, tras Donington Park, una semana después, de vacaciones con cierta tranquilidad respecto a sus más inmediatos perseguidores.

Su propio compañero de escudería, el español Jorge Lorenzo, con el que tiene nueve puntos de diferencia, y el australiano Casey Stoner, al que saca dieciséis, son sus más peligrosos rivales, pero ninguno de los dos parece encontrarse en el mejor momento. En el caso de Jorge Lorenzo, su doble caída en los entrenamientos de Estados Unidos se saldó con una doble fractura, en clavícula y pie, que todavía le puede arrastrar problemas en Alemania, en donde ya ha confirmado que deberá salir infiltrado, como en Laguna Seca, aunque a pesar de todo tiene por principal objetivo, en sus propias palabras, "acabar en el podio". Casey Stoner es otra cuestión distinta. Su rendimiento en los últimos grandes premios hizo saltar las alarmas en la escudería italiana Ducati, puesto que el australiano acababa prácticamente exhausto las carreras y no se acertaba a dar una explicación lógica a su bajo rendimiento.

Tras la carrera de Estados Unidos y de un exhaustivo reconocimiento médico, se diagnóstico una gastritis y anemia al piloto de nuestras Antípodas, de las que ya se está tratando, por lo que Sachsenring también debe ser para él el punto de inflexión a los problemas sufridos hasta la fecha. Peor, mucho peor, están las cosas para Sete Gibernau, quien se ha visto compuesto y, en este caso, sin moto. La crisis económica mundial ha acabado por pasar factura, según la versión oficial, al principal y único patrocinador de su equipo, el Grupo Francisco Hernando, más conocido como "El Pocero", quien el domingo emitió un comunicado en el que abandonaba la competición para centrarse, exclusivamente, en "sus" negocios. Así, salvo que alguien -léase la organización del mundial- no lo remedie, como ya sucedió con la anunciada retirada de Kawasaki, en Alemania habrá una moto menos en la formación de salida.

Al igual que sucedió con Pedrosa, en Laguna Seca otros pilotos dieron la impresión de encontrar "luz en el túnel", como es el caso de Toni Elías, quien logró su mejor clasificación de la temporada, en la que ya empieza a estar necesitado de resultados si quiere garantizarse un puesto la próxima temporada. Fue uno de los fichajes estrella de la temporada, pero como a sus anteriores propietarios, la Ducati Desmosedici también se le "atragantó" al estadounidense Nicky Hayden, quien en Laguna Seca logró su mejor clasificación del año. La única duda surge para saber si ese quinto puesto que logró en Estados Unidos lo fue fruto del conocimiento que tiene de esa pista y de su necesidad destacar en casa, o buena parte de la culpa vino dada por su definitiva adaptación a las peculiares características de pilotaje que requiere la moto de Borgo Panigale.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información