Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El trazado del circuito urbano de Valencia avanza en su ejecución

EFE - Valencia EFE - Valencia
El trazado urbano de Valencia avanza en su ejecución a cien días del Gran Premio de Europa, que se disputará sobre el asfalto que en la actualidad se vuelca en el trazado que albergará la primera carrera de Fórmula Uno en la historia de la ciudad de Valencia. Las inmediaciones del puerto valenciano acogerán el próximo 24 de agosto la duodécima prueba de la presente edición del Mundial de Fórmula Uno bajo la denominación de Gran Premio de Europa, que en los últimos años se celebraba en Alemania.

El 10 de mayo del pasado año Bernie Ecclestone, presidente de Fórmula One Management (FOM), empresa organizadora del certamen, firmó un convenio con la Generalitat para que las calles de Valencia albergaran un gran premio de Fórmula Uno durante siete años bajo la denominación de Gran Premio de Europa. La posibilidad de que Valencia acogiera una prueba de Fórmula Uno empezó a gestarse mucho antes, ya que el 7 de abril de 2006 Ecclestone, ya visitó, acompañado del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, algunas de las instalaciones de la Copa del América de vela en el Puerto de Valencia.

Camps aprovechó aquella visita del magnate británico para presenciar la primera prueba de las GP2 Series de aquel año, para convencer a Ecclestone de la capacidad de la ciudad para organizar un gran premio después de que el presidente valenciano transmitiese en febrero de ese mismo año la voluntad de que el circuito de Cheste entrase en el calendario de la Fórmula Uno. Aquella visita al entorno en el que se desarrollaba la 32 edición de la Copa del América, unido a la visión de negocio y la intención de Ecclestone de dotar al Mundial de escenarios diferentes a los ya existentes en los clásicos circuitos derivó poco después en una propuesta del británico a Camps: una carrera urbana con el mar de fondo.

Tras concretarse las negociaciones, el diseño del trazado se le encomendó al alemán Herman Tilke, conocido como el "Señor de los Circuitos" debido a que en el currículo del arquitecto germano figuran las instalaciones más moderna del actual certamen de F-1 como son las de Sepang (Malasia), Shanghai (China), Bahrein y Turquía. Con una longitud cercana a los cinco kilómetros y medio y un ancho de pista de catorce metros, el circuito valenciano discurrirá en torno a la dársena interior del puerto y por las calles del futuro barrio que se construirá entre las vías del ferrocarril, el puerto y el antiguo cauce del Turia. En el trazado valenciano, que contará con un total de veinticinco curvas, once de ellas a izquierda y catorce a derechas, las previsiones estiman que los monoplazas de Fórmula Uno llegarán alcanzar los 323,3 kilómetros por hora de velocidad máxima, mientras la velocidad mínima con el coche lanzado será de 95,2 km/h y la velocidad media estimada ascenderá a 201,3 km/h.

A lo largo del trazado se dispondrán unas gradas con una capacidad total de 112.771 espectadores, todos ellos sentados y distribuidos en un total de veintiséis tribunas. Además, el pasado 24 de abril, el propio Ecclestone aprovechó la disputa del Gran Premio de España, en el circuito catalán de Montmeló, para visitar las inmediaciones del Puerto de Valencia y observar la evolución de las obras del trazado urbano. La adecuación del trazado estará finalizada el próximo día 31, según las previsiones, si bien el último alquitranado que recibirá la pista se aplicará a finales de junio y principio de julio, casi dos meses antes de la disputa del Gran Premio de Europa. Un mes antes de la disputa de la carrera de Fórmula Uno está previsto que el trazado se prueba con las disputas de carreras de Fórmula 3 y del campeonato de Turismo de GT.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información