Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Simón 1º en 125cc, Simón 2º en 250 cc, Lorenzo 2º en GP

  • GP Alemania
GP Alemania
EFE - Alemania EFE - Alemania

El español Julián Simón (Aprilia) se adjudicó la victoria con autoridad en el Gran Premio de Alemania de 125 c.c. que hoy se disputó en el circuito de Sachsenring y que registró un pleno hispano sobre el podio al secundar al de Villacañas Sergio Gadea (Aprilia) y Joan Olivé (Derbi).

A la tempestad de la segunda y última jornada de entrenamientos le siguió una matinal dominical que sin lucir plenamente el sol, cuando menos si permitió que la pista estuviese completamente seca.

Simón, autor del mejor tiempo de entrenamientos, no necesitó ser de los más rápidos en los libres de la mañana del domingo para salir como un misil desde el mismo momento en que se apagó el semáforo rojo.

Sólo otro español, Nicolás Terol (Aprilia) fue capaz de seguir el ritmo inicial impuesto por el ahora más líder del mundial, pero apenas fueron tres vueltas, pues entonces se quedó navegando en tierra de nadie y al final acabó siendo neutralizado por Sergio Gadea, que no tardó demasiado en pasarlo para intentar marcharse y consolidar la segunda plaza de la carrera.

Las posiciones de podio parecían estar resueltas, pero a la pareja Gadea/Terol le salieron unos duros competidores en el cuarteto integrado por los españoles Joan Olivé (Derbi) y Marc Márquez (KTM) y los italianos Simone Corsi (Aprilia) y Andrea Iannone (Aprilia).

Por delante, todo se puso a favor de Julián Simón, quien a la buena salida tuvo que sumar la ausencia del británico Bradley Smith (Aprilia), su compañero de escudería y hasta ahora máximo rival en la clasificación provisional del mundial, que en la primera vuelta se salió de la pista sin llegar a caerse, pero tres giros después rodó por los suelos sin solución de continuidad.

Sabedor de esa circunstancia, a Simón sólo le quedó mantener el ritmo impuesto desde el primer giro de la carrera, con el que rodó muy cómodo a lo largo de la misma y esperar a que se cumpliesen los 27 giros establecidos por la organización para sumar su segundo triunfo de la temporada y, además, incrementar su ventaja en la tabla de puntos hasta los 25 puntos con respecto a Gadea, ahora segundo.

Simón destacado, le tocó el turno a Gadea intentar marcharse de su rival, Nicolás Terol, lo que consiguió con cierta facilidad, pues luego se pudo comprobar, cuando al alicantino le dieron caza quienes le perseguían, que su Aprilia no rendía a un nivel óptimo.

Destacados Simón y Gadea en las primeras posiciones, el interés se trasladó a la lucha por la tercera plaza, en la que hubo hasta cinco pilotos, el propio Terol, además de Olivé, Márquez, Iannone y Corsi, que fue el primero en "caerse" de la lista al sufrir una caída en la decimosexta vuelta.

El interés fue en aumento según pasaron las vueltas, pero las condiciones mecánicas de Terol no parecían ser las más apropiadas para defender su plaza y vio como Joan Olivé y Marc Márquez le acabaron superando, mientras que por detrás Andrea Iannone tuvo que poner todo su esfuerzo, de manera infructuosa, en intentar que Pol Espargaró (Derbi), desde atrás, no le superase.

Así se llegó a la última vuelta, en la que Márquez intentó superar a Olivé, pero éste no se dejó y al forzar hasta el límite el joven piloto de KTM cometió un error que le hizo volar por los aires de maneras espectacular. Logró arrancar la moto, pero para entrar en meta en la decimosexta plaza.

Olivé confirmó su tercera posición en el podio, el mejor resultado de la temporada, mientras la frustración se apoderó de Nicolás Terol, quien hubo de conformarse con la cuarta plaza, con Pol Espargaró a continuación.

Efrén Vázquez (Derbi), autor del octavo mejor tiempo de entrenamientos, no tuvo excesiva suerte en Sachsenring, puesto que una caída al final de la recta de meta le relegó a las últimas posiciones aunque como mal menor pudo regresar a la pista para concluir en una meritoria decimoséptima plaza.

Algo más adelante, en los puntos que corresponden a la decimotercera posición, se situó Luis Salom, quien sustituyo al italiano Simone Corsi en la misma escuadra de Terol.

250 CC: GANÓ SIMONCELLI

El italiano Marco Simoncelli (Gilera) se adjudicó la victoria en el Gran Premio de Alemania de 250 c.c. por delante del español Álex Debón (Aprilia), mientras que Álvaro Bautista (Aprilia), tercero, recortó diferencias en el Mundial al doblegar al japonés Hiroshi Aoyama (Honda).

La prueba del cuarto de litro resultó algo controvertida, ya que hubo dos salidas al mostrarse bandera roja tras el primer giro por la presencia de la lluvia.

La primera salida de la carrera del cuarto de litro se produjo con el italiano Marco Simoncelli (Gilera) al frente de la misma, pero tras su rebufo ya estaban todos los favoritos de la misma, su compatriota Mattia Pasini (Aprilia), el japonés Hiroshi Aoyama (Honda) y los españoles Álex Debón (Aprilia), Héctor Barberá (Aprilia) y Álvaro Bautista (Aprilia).

Con el cielo amenazando de lluvia, los principales pilotos tiraron con fuerza para evitar sorpresas.

Por detrás de ellos se produjo, al final de la recta, una multitudinaria caída en la que se vieron involucrados varios pilotos y que acabó siendo el preludio de lo que iba a suceder poco después.

Simoncelli fue el encargado de marcar el ritmo en la vuelta inicial, secundado por sus rivales, pero cuando apenas diez pilotos había completado esa primera vuelta la dirección de carrera decidió mostrar bandera roja al comenzar a llover y hacer muy peligrosa la evolución de los pilotos, que habían montado en sus motos configuración de mojado.

De las 29 vueltas previstas para la prueba de los 250 c.c. se pasó a sólo 19, diez menos, para cumplir con los horarios de televisión y los compromisos de la organización del campeonato con la prueba de MotoGP.

En la segunda salida los protagonistas fueron los neumáticos, puesto que la lluvia no terminó de caer con fuerza y los hubo que buscaron un compromiso intermedio para afrontar la carrera.

El más rápido en esa segunda salida fue Álex Debón, que se llevó tras su estela a Marco Simoncelli, con un grupo detrás de ellos en el que se encontraban, además de Barberá y Bautista, también Héctor Faubel (Honda), que hizo una gran salida, además del suizo Thomas Luthi (Aprilia) y el francés Mike Di Meglio (Aprilia), con Aleix Espargaró (Aprilia) cerrando ese grupo.

Aunque Debón intentó abrir un hueco importante, no lo consiguió y en la sexta vuelta Simoncelli ya estaba tras su rebufo y dos vueltas después le adelantada a final de recta.

Desde ese momento la carrera cambió. Simoncelli mantuvo su ritmo y poco a poco Debón se fue quedando atrás, mientras que tras ellos se produjeron una serie de pelear muy interesantes, puesto que por la tercera plaza lucharon el japonés Hiroshi Aoyama, líder del mundial, y el español Héctor Faubel, que buscaba su mejor resultado de la temporada pegado a él.

Algo más atrás pero luchando por enlazar con ellos estaban otros dos españoles, Héctor Barberá y Álvaro Bautista, que protagonizaron su particular duelo para neutralizar la ventaja de Aoyama y Faubel, aunque con ellos iba otro piloto que podía ser un problema al final de la carrera, el francés Mike di Meglio (Aprilia).

Pasado el ecuador de la carrera los cinco pilotos se agruparon y comenzaron las hostilidades entre todos ellos, aunque en su caso se estaban peleando por la tercera plaza y uno de ellos pronto quedó descartado, el francés Di Meglio, que se fue por los suelos.

Un par de vueltas después pasó lo mismo con Mattia Pasini, lo que dejó sólo a tres pilotos en la lucha por el último peldaño del podio, Aoyama, Bautista y Barberá, los tres primeros en la clasificación provisional del campeonato del mundo.

La última vuelta confirmó a Marco Simoncelli como vencedor de la carrera y Álex Debón pudo aguantar en la segunda plaza, aunque lo hizo de manera muy justa, pues en un ataque final de Álvaro Bautista doblegó a Hiroshi Aoyama en la última vuelta y a punto estuvo de cazar a Debón, pero se tuvo que conformar con la tercera plaza.

Quien no pudo aguantar el ataque del nipón fue Barberá, que se tuvo que conformar con la quinta plaza, con Héctor Faubel y Aleix Espargaró a continuación, lo que representa que hubo cinco pilotos españoles entre los siete primeros.

Axel Pons (Aprilia) se pudo beneficiar de algunas retiradas de contrincantes para ganar posiciones, pero una vez más se quedó a las puertas de conseguir algún punto al finalizar decimosexto.

MOTO GP: ROSSI, INTRATABLE

El italiano Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1) volvió a ganar su particular mano a mano con el español Jorge Lorenzo (Yamaha YZR M 1) al adjudicarse la victoria en el Gran Premio de Alemania de MotoGP, que se disputó en el circuito de Sachsenring.

Rossi y Lorenzo volvieron a convertirse en los protagonistas de la carrera al ser los únicos aspirantes a la victoria, que además se resolvió en favor del ocho veces campeón del mundo por 99 milésimas de segundo, con el también español Daniel Pedrosa (Honda RC 212 V) en la tercera posición.

Desde el mismo momento de la salida ya quedó claro quienes iban a ser los aspirantes al podio en Alemania, si bien inicialmente se "coló" un invitado inusual en esa lucha, el francés Randy de Puniet (Honda RC 212 V), si bien su alegría duró muy poco, puesto que antes de que concluyese el primero giro ya había rodado por los suelos.

En su accidente a punto estuvo el francés de llevarse por delante al australiano Casey Stoner (Ducati Desmosedici), quien por entonces rodaba por detrás de él y de esta forma vio el camino expedito para intentar enlazar con quienes entonces iban por delante, Rossi y Pedrosa.

En tanto, Jorge Lorenzo, autor del segundo mejor tiempo de entrenamientos, no hizo una buena salida y se vio obligado a remontar desde la sexta plaza, dando inicialmente buena cuenta del sanmarinense Alex de Angelis (Honda RC 212 V) y del italiano Andrea Dovizioso (Honda RC 212 V), quien se retiró antes de concluir la carrera con problemas en su moto.

Al término del primer giro Lorenzo ya era cuarto, pero por delante los tres hombres que encabezaban la carrera rodaban a ritmo de récord y parecía muy difícil que pudiese enlazar con ellos, lo que consiguió en el octavo giro, aún a pesar del ritmo que imprimían a la prueba sus rivales.

En las vueltas iniciales el encargado de marcar el ritmo fue Valentino Rossi, pero Casey Stoner intentó dar un giro a esa situación pasando a tener la iniciativa a partir de la séptima vuelta, pero su rival no estaba dispuesto a dejarlo escapar y se pegó a el como una lapa, en tanto que Jorge Lorenzo ya había dado por entonces buena cuenta de Pedrosa y se colocaba pegado a ellos.

Stoner comandó la prueba hasta el decimosexto giro, momento en el que Rossi volvió a tomar la iniciativa y con ello intentó marcharse de sus rivales camino de la cuarta victoria de la temporada, pero Lorenzo, muy pendiente de las evoluciones de su compañero de escudería, no perdió el tiempo y superó a Stoner para marcharse con el italiano.

Ahí fue donde definitivamente se rompió la carrera, ya que Rossi y Lorenzo se marcharon de sus rivales, Stoner intentó hacer lo mismo con Pedrosa, pero el rendimiento de su moto decreció pasado el ecuador de la carrera y al final se tuvo que conformar con la cuarta plaza, superado por Daniel Pedrosa, que acabó consolidando la tercera plaza con un amplio margen sobre el australiano.

Una vez más las últimas vueltas iban a ser una exhibición de poder y si bien Lorenzo lideró la carrera desde la vigésima sexta a la vigésima octava vuelta, luego pasó a la acción Valentino Rossi, quien una vez más demostró el porqué de su condición de ocho veces campeón del mundo y aunque Lorenzo lo intentó de todas las maneras posibles el italiano le cerró las puertas a la perfección.

La victoria le permite a Rossi ampliar en cinco puntos su ventaja sobre Jorge Lorenzo, mientras que la tercera plaza de permite a Pedrosa recortar discretamente -dos puntos- las diferencias que tiene respecto de Stoner, tercero del campeonato.

Toni Elías (Honda RC 212 V) no hizo unos buenos entrenamientos en agua y, de hecho, acabó como último clasificado, pero a esa situación le dio un giro radical durante la carrera, puesto que en la primera vuelta ya era decimocuarto y desde ahí protagonizó una gran remontada.

Duodécimo en el segundo giro, en unas cuantas vueltas más Elías se aupó hasta la octava posición y, sin arrojar en ningún momento la toalla superó a rivales hasta llegar a la sexta plaza final después de una actuación excelente que le dejó a poco más de nueve segundos de su propio compañero de escudería, el sanmarinense Alex de Angelis, quien hizo una vuelta rápida personal más de medio segundo más lenta que la del español.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información