Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Contador, recibido como un héroe en Pinto

  • Más de 3000 asistentes
Más de 3000 asistentes
EFE EFE

La Plaza de la Constitución de Pinto, pueblo natal de Alberto Contador, se convirtió hoy en una bulliciosa marea amarilla para recibir a su ídolo, el doble campeón del Tour de Francia.

El doble ganador de la prueba francesa subió al balcón del consistorio para dedicar unas palabras emocionadas a tres mil paisanos y asegurarles que les había tenido "muy presentes" cuando recorría las carreteras de Francia y que se había dejado "hasta la última gota de fuerza" por ellos. Eran alrededor de las ocho menos cuarto de la tarde, con un sol abrasador, cuando apareció Alberto Contador en un reluciente descapotable, girando al viento su maillot amarillo en honor a los tres mil pinteños que le aguardaban en la Plaza del Ayuntamiento.

Ya en el balcón del consistorio, y como aperitivo, Contador disfrutó del himno español del que le privaron en el podio de los Campos Elíseos (entonces sonó el himno danés), marcando el ritmo con su dedo índice. A su izquierda, el alcalde de la localidad, Juan José Martín, que hizo el prólogo, señaló: "Después de 3.500 kilómetros recorridos, tenemos aquí a nuestro campeón que por fin ha llegado a Pinto, a tu pueblo, para estar con tu gente que tanto te quiere y te apoya. Estamos convencidos de que éste no va a ser el último Tour que vas a ganar. Vas a tener muchos más triunfos deportivos".

ASOMBRADO CON EL RECIBIMIENTO

Con un pueblo enloquecido, Contador tomó el micrófono, sensiblemente emocionado, y sus primeras palabras fueron un elocuente "uf, creo que me va a costar hasta hablar". Sus paisanos le ayudaron a tragar saliva mientras dedicaron un recuerdo al tercer clasificado de la ronda gala: "¡Armstrong, cabrón, saluda al campeón!", gritaron. Con una sonrisa de oreja a oreja, Alberto dio las "gracias" a sus paisanos por haber venido y les expresó su más sincera sorpresa. "No podía imaginar que con el calor que está haciendo hubiera tanta gente. El día de la Vuelta hacía más fresquito, llovía un poco. Pero hoy, cuando he empezado a entrar por esta calle y he visto la gente que había...", explicó Contador.

"NO HA SIDO UN TOUR FÁCIL"

"La verdad es que la gente dice que nunca se puede ser profeta en tu tierra, pero conmigo eso no se cumple", sentenció el ciclista, que posteriormente reconoció que se le había puesto "la piel de gallina" ante tan "increíble recibimiento". El joven corredor madrileño desveló que sentía a sus paisanos a su lado cuando estaba luchando por la victoria final y que lo dio todo por ellos. "Ha sido un Tour que no ha sido especialmente fácil. En el hotel no era nada sencillo. Pero cuando estaba en carrera os tenía muy presentes. Los últimos días me dijeron que habían puesto pantallas gigantes aquí y el día de la crono, cuando me lo estaba jugando por segundos con Cancellara, pensé que me estabais viendo por la tele y eché hasta la última gota de fuerza que tenía sólo para conseguir ganar. Y vosotros me ayudasteis", señaló.

La Plaza de la Constitución explotó en aplausos al grito de "no somos uno, no somos dos, somos el pueblo de Contador", y el campeón de Pinto terminó reseñando que estaba "muy orgulloso de estar llevando el nombre de Pinto por Francia, por Italia y por la Vuelta a España".

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información