Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Iannone logra el mejor tiempo persiguiendo el rebufo de Terol

EFE EFE

El italiano Andrea Iannone (Aprilia) logró el mejor tiempo en la única jornada de entrenamientos oficiales del Gran Premio de la República Checa de 125 c.c. que se disputará mañana en el circuito de Brno persiguiendo al mejor piloto que había en esos momentos en pista, el español Nicolás Terol (Aprilia). Terol no se apercibió de la presencia de Iannone y tiró con fuerza para batir por enésima vez su mejor tiempo de los entrenamientos y, una vez más, lo consiguió, pero justo tras el colín de su moto iba la Aprilia de Andrea Iannone que le arrebató el privilegio de salir mañana desde la mejor posición de la formación de salida. El protagonismo de los pilotos españoles volvió a ser relevante en esta jornada de entrenamientos del octavo de litro, en la que Pol Espargaró dio la impresión de salir con muchas prisas y rápidamente tiró para colocarse líder de la clasificación.

Además, el piloto de Derbi, asesorado por su hermano Aleix y por el equipo, decidió probar un tamaño distinto de neumático en la rueda trasera de su moto, algo más ancho, para ver si de esa forma mejoraba su confianza. Una vez comprobó que era así, el otro dato importante que necesitaba recabar el equipo Bainet Derbi era saber si ese compuesto de neumático sería capaz de aguantar la duración de una carrera, por lo que en los entrenamientos libres hicieron un simulacro de la misma a quince vueltas con óptimos resultados. Todo marchaba a la perfección en la planificación del equipo para la puesta a punto de la moto de Pol Espargaró para la carrera checa, pero cuando llegó el momento de tirar con fuerza para ganar posiciones en la formación de salida se produjo la rotura del motor de su Derbi y esa circunstancia obligó al catalán a ver el final de los entrenamientos desde la línea de boxes por los monitores.

Algo semejante le sucedió a Marc Márquez, quien esta mañana sufrió una fuerte caída casi al principio de los entrenamientos y cayó con virulencia de espalda, pero aunque se temió algún tipo de lesión, el valiente piloto ilerdense pudo salir sin problemas en las pruebas oficiales. El tiempo perdido por la mañana le obligó a rodar nuevamente el motor y parar varias veces para conseguir una buena carburación tras hacer los kilómetros necesarios para garantizar la vida del nuevo pistón y, cuando toda estaba en su sitio y, como Espargaró podía buscar un buen tiempo para la carrera de mañana, sobrevino una nueva caída, esta vez al perder adherencia el neumático delantero. Entonces fue el momento de Nicolás Terol, que por la mañana hizo una serie de cambios en la suspensión trasera de su Aprilia para ganar algo de confianza, lo que al parecer logró, puesto que pasado el ecuador de los entrenamientos fue el autor de los mejores tiempos y eso, en un circuito tan largo y técnico como el de Brno hizo que sus rivales se fijasen en él sobe la pista.

Conocedores de esas circunstancias los pilotos suelen poner bastante atención al hecho de que ningún rival se sitúe tras el rebufo de sus motos, pero en el "calor" del momento el piloto alicantino no se dio cuenta de ese hecho y tras lograr un nuevo mejor tiempo de entrenamientos el italiano Andrea Iannone le doblegó para no ser ya superado por ningún otro participante. No obstante esa será seguramente la única satisfacción del piloto italiano en la República Checa, puesto que tras perder la rueda de Nicolás Terol, el transalpino fue incapaz de acercarse a más de medio segundo de ese registro, lo que seguramente mañana no le permitirá estar con los hombres de cabeza todo el tiempo. El líder del mundial, Julián Simón (Aprilia), se lo tomó con mucha calma y poco a poco fue ganando posiciones para situarse en una cómoda cuarta plaza que le permite salir desde la primera línea de la formación de salida.

Simón podrá defender con garantías su privilegiada posición de los ataques de su inmediato perseguidor, su propio compañero de escudería, Sergio Gadea, quien finalizó séptimo, aunque el tercer clasificado, el británico Bradley Smith (Aprilia) fue quinto. Pol Espargaró, desde sus boxes, vio como su tiempo le garantizó, cuando menos, la segunda línea de la formación de salida, con su compañero de escudería, Joan Olivé, undécimo.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información