Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Habrá seis barcos en los Juegos

  • Europeo de piragüísmo
EFE EFE
La selección española de piragüismo ha finalizado hoy su participación en el Campeonato de Europa 2008 con su tercer podio, una medalla de plata en K-2 500 lograda por Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial, y se asegura la presencia de seis embarcaciones en los Juegos Olímpicos de Pekín.

El medallero español suma el subcampeonato de Craviotto y Pérez Rial al conseguido ayer por el asturiano Javier Hernanz y el palentino Diego Cosgaya, en K-2 1.000 metros, y al tercer puesto del K-4 femenino de la sevillana Beatriz Manchón, la asturiana Jana Smidakova y las gallegas Sonia Molanes y Teresa Portela.

España, que ahora tendrá que descartar mediante una decisión federativa cual de los dos K-2 masculinos -ambos subcampeones de Europa- se queda sin asistir a la cita asiática tras haber logrado ambos la plaza, competirá en China con el C-1 de David Cal, en 500 y 1.000; lo hará en K-2 500 ó 1.000, y en mujeres tendrá representación en K-1, k-2 y K-4 500.

Las finales sobre la distancia de 500 metros disputadas esta mañana en la pista de Idroscalo, una de las instalaciones de referencia en el piragüismo a nivel mundial, registraron el concurso del K-2 del catalán Saúl Craviotto y el gallego Carlos Pérez Rial, que se han proclamado subcampeones de Europa, en una sobresaliente regata, que comandaron hasta que la superpotencia alemana les rebasó sobre la línea de llegada.

Los españoles, que buscaban la clasificación olímpica, la han logrado a lo grande, con una exhibición sobre el agua, aunque su asistencia a los Juegos dependerá de la resolución de la Federación Española, que tendrá que elegir cuál de las dos embarcaciones -K-2 500 ó 1.000- es finalmente la que acuda.

El K-2 de la sevillana Beatriz Manchón y la gallega Sonia Molanes finalizó el sexto lugar tras un segundo parcial inferior a la primera mitad de la carrera, en la que llegaron al paso por los 250 metros en puesto de medalla de bronce.

Las españolas competían, sin embargo, con la tranquilidad de tener asegurado el pase olímpico, tras ganar ayer la plaza en K-4, que les permite llevar a cuatro palistas a Juegos y doblar pruebas, de manera que también puedan hacer el K-1 y el K-2.

En finales B, el campeón olímpico David Cal fue segundo en C-1, y Jovino González y Teresa Portela, cuartos en K-1, mientras que el K-4 terminó noveno en la final B de 1.000 metros en la que los españoles optaron por evitar el desgaste para dos de sus integrantes -Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial-, que apenas una hora después se jugaban la clasificación olímpica en K-2 500.

El Europeo 2008, que contó con más de 400 palistas pertenecientes a 39 países, ha sido una competición atípica, marcada por la característica especialmente significativa de ser la última oportunidad para el continente europeo de clasificación para los Juegos Olímpicos.

Esta particularidad ha favorecido contradictorias situaciones, que han ido desde los refuerzos que algunos países han introducido en embarcaciones que pretendían clasificar a la renuncia de primerísimas figuras que han descartado acudir a Milán, centradas exclusivamente en la cita asiática.

El más destacado piragüista español, el gallego David Cal, ha optado por competir en el Europeo, aunque descartando cualquier presión de resultados. Con Pekín como gran objetivo de la temporada, Cal se va de Milán tras haberse quedado fuera de las dos finales de las distancias de las que es vigente campeón olímpico (1.000 metros) y mundial (500).

El equipo nacional, que antes de iniciarse la competición europea sólo tenía a Cal clasificado para Pekín, retorna a España con media docena de embarcaciones con pasaporte, pero lo hace con la decepción de no haber logrado la difícil meta del pase del K-4 1000 -Llera-Craviotto-Pérez Rial y Vindel-.

Además del K-4 masculino, tampoco han logrado la clasificación los K-1 del zamorano Emilio Merchán y Jovino González, en 1.000 y 500 metros, respectivamente; y los C-2 de los gallegos Alfredo Bea y David Mascato, en 1.000, y Andre Oliveira y Miguel Rodríguez, en 500.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información