Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Chema Martínez, octavo, primer europeo y segundo no africano

  • ATLETISMO-BERLÍN'09
ATLETISMO-BERLÍN'09
EFE EFE

El español Chema Martínez consiguió un excelente octavo puesto en el maratón de los Mundiales con un tiempo de 2h14:04 que le otorgó el título honorífico de primer europeo y también el de segundo no africano, por detrás del japonés Atsushi Sato, que terminó sexto.

La victoria, con récord de los campeonatos incluido (2h06:54) fue para el hombre con mejor marca de los participantes, Abel Kirui, que lideró el doblete keniano, el segundo que se registra en la historia del torneo, después del conseguido por Abel Antón y Martín Fiz para España en Atenas'97. La plata fue para Emmanuel Mutai y Etiopía tuvo que conformase con el bronce de Tsegay Kebede.

En los diez últimos kilómetros Chema Martínez se quedó solo con tres portugueses -Luis Feiteira, José Moreira y Fernando Silva-, luchando por ser el mejor de Europa, y en el último tramo se jugó ese mismo honor con los dos primeros, a los que batió en el esprint bajo el mismo arco de la puerta de Brandemburgo.

Decimosexto y primer español el año pasado en el maratón olímpico de Pekín, Chema Martínez ha dado un paso hacia adelante para ganar plaza de finalista (8 primeros), en su mejor resultado de los seis mundiales que ha disputado, dos de ellos en 10.000.

La carrera, con 98 atletas en la salida, partió a las 11.45 de la puerta de Brandemburgo, donde también estaba situada la meta al final de un circuito de 10 kilómetros.

Faltaban a la cita el plusmarquista mundial, el etíope Haile Gebreselassie, y el campeón olímpico, el keniano Samuel Wanjiru, que prefirieron correr en Berlín, pero en septiembre, con una jugosa prima por participar en el clásico maratón berlinés, en el que Gebre logró, hace un año, su vigente récord (2h03:59)

Desde el disparo de salida el contingente africano, más numeroso que nunca por disputarse también la Copa del Mundo (hasta 5 por equipo), tomó la prueba bajo su control y en el décimo kilómetro (30:08) el color verde de etíopes y kenianos predominaba abrumadoramente.

Chema Martínez, que a diferencia de los Juegos de Pekín prefirió no cebarse en el ritmo de cabeza (tres minutos el kilómetro) viajaba en el puesto 41, a 46 segundos de la cabeza, unos metros por delante de Iglesias. Nimo perdía ya minuto y medio.

En el km. 15 Deriba Merga, cuarto en los Juegos de Pekín, avivó el ritmo para aligerar el grupo. Ocho pasaron el medio maratón en 1h03:03, siempre a tres minutos el kilómetro. Chema iba en el puesto 33, a casi tres minutos, Nimo estaba en el 78 e Iglesias ya había abandonado. Un mal apoyo en el sexto kilómetro terminó por acarrearle una lesión en un gemelo.

Chema sostenía con los portugueses Fernando Silva, Luis Feiteira y José Moreira su guerra particular por ser el primer europeo "auténtico" en la meta, ya que por delante iba el francés de origen marroquí Driss El Himer.

Mientras por delante Abel Kirui sentenciaba la carrera con un ataque sostenido a partir del km. 35, Chema fue avanzando por detrás junto al trío portugués y, tras quedarse solo con Moreira y Feiteira, sacó a relucir su esprint de campeón de Europa de 10.000 para conseguir el octavo puesto.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información