Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Carlos Sastre, favorito en la Vuelta a Cataluña

EFE - Barcelona EFE - Barcelona
Carlos Sastre (CSC) parte como favorito en la 88ª edición de la Vuelta a Cataluña, después de su participación en las de Castilla y León y el País Vasco, antes de su presencia en la Flecha Valona y en la Lieja-Bastoña-Lieja. El abulense aspira a la victoria final junto a sus compañeros Iñigo Cuesta y Fabián Cancellara, además del veterano George Hincapie (High Road) y los "euskaltel" Amets Txurruka y Haimar Zubeldia. Sastre ha renunciado al Giro para preparar el Tour de Francia en la Vuelta a Cataluña, una prueba que disputará por segunda vez pese a llevar ya once temporadas como profesional. Su prestigio y la ausencia de algunos de los ciclistas españoles de primer nivel (faltarán Oscar Pereiro, Alberto Contador y Alejandro Valverde) le convierten en uno de los favoritos indiscutibles.

Aunque huye de pronósticos, Sastre admite que el recorrido de la Vuelta "es lo suficientemente duro como para ver cosas importantes y por lo tanto, a priori sólo puedo pensar que me beneficia", según relata en su web personal. "Debo comenzar a afrontar las pruebas con la intención de sufrir y luchar para coger ese punto de forma que quiero y que necesito para afrontar el Tour con garantías", asegura Sastre en la víspera del inicio de la Vuelta. El ciclista del CSC contará con dos escuderos de lujo, Iñigo Cuesta y Fabian Cancellara. El suizo, además, parte como favorito número uno para adjudicarse el prólogo de Lloret de Mar, de tan sólo 3,7 kilómetros, por el que también peleará otro ilustre veterano, el francés Christophe Moreau, jefe de filas del Agritubel.

El Euskaltel, ya uno de los clásicos del pelotón, regresa a la Volta con un equipo de garantías en el que destacan dos "hombres-Tour", Amets Txurruka y Haimar Zubeldia. No defenderá su condición de campeón en 2007 el ruso Vladimir Karpets, que disputa el Giro de Italia. Su equipo, el Caisse d"Epargne, llega a la Volta con un cartel de perfil bajo, pero dispuesto a pelear por los primeros puestos con Luis León Sánchez y José Iván Gutiérrez. A los 18 equipos Pro Tour que competirán por imperativo de la UCI se añaden en esta edición los cuatro Continental Profesional invitados por la organización, Karpin-Galicia (España), Agritubel (Francia), Andalucía-Cajasur (España) y Slipstream (Estados Unidos).

Será la última edición de la Vuelta en el actual calendario del UCI Pro Tour, que se renovará a partir de 2009. Sin embargo, la intención de la Volta es mantenerse en la "Champions" del ciclismo, para lo que deberá encontrar nuevos patrocinadores que contribuyan superar los problemas económicos de la organización y salvar su presupuesto. El de este año será de 1,2 millones de euros. Después de empezar en 2007 con una crono por equipos, la Volta arrancará mañana, lunes con un prólogo individual de tan sólo 3,7 kilómetros por las calles de Lloret de Mar. La segunda etapa, entre Riudellots de la Selva y Banyoles, de 167 kilómetros, transcurrirá íntegramente por la provincia de Girona, con un tres puertos de montaña que no marcarán cortes en el pelotón.

Sí que puede marcar definitivamente la carrera la etapa del miércoles, entre Banyoles y La Seu d"Urgell. Aunque no acabará en alto, la tercera etapa (191,9 kilómetros) será la más dura del trazado, con dos puertos pirenaicos de primera, uno de segunda y otro de categoría especial, el de Pedraforca. La etapa más larga será la del ecuador de la prueba, entre La Seu y Ascó, 217,2 kilómetros de trazado prácticamente llano que terminarán junto a la central nuclear, para conmemorar el 25 aniversario de su creación. Por la provincia de Tarragona transcurrirá la etapa del viernes 23 (163,5 kilómetros), entre Ascó y El Vendrell, un recorrido de sierra con dos puertos de tercera y constantes repechos que pueden acabar por decidir la carrera.

La penúltima etapa discurrirá entre El Vendrell y Pallejà, ya en las inmediaciones de Barcelona. Sobre el terreno, será una etapa relativamente similar a la del día anterior, con un trazado parecido y un recorrido prácticamente igual, 163,9 kilómetros. La Vuelta a Cataluña terminará, como es tradición, en Barcelona. Lo hará el domingo 25 de mayo, tras su paso por Sitges y Castelldefels, alrededor de la una de la tarde en la plaza de Sants, tras una última etapa de 124 kilómetros que coronará al sucesor de Vladimir Karpets, campeón en 2007.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información