Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Isinbayeva gana el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes

  • Plusmarquista mundial de salto con pértiga
Plusmarquista mundial de salto con pértiga
EFE EFE

La atleta rusa Yelena Isinbayeva, plusmarquista mundial de salto con pértiga, ha ganado hoy el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes.

Isinbayeva ha superado en la votación final del jurado, reunido en Oviedo, a la atleta española Marta Domínguez, por veinte votos a nueve. El jugador español de baloncesto Pau Gasol y el equipo de natación sincronizada fueron los otros candidatos que llegaron a la penúltima votación

Isinbayeva, 27 récords mundiales en su historial

Yelena Isinbayeva, la atleta rusa que ha sido galardonada hoy con el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes, ha firmado durante su carrera veintisiete récords mundiales de salto con pértiga, el último los 5,07 metros que superó hace apenas cinco días, el 28 de agosto, en Zúrich. Isinbayeva nació en Volvogrado, Rusia, el 3 de junio de 1982. Practicó gimnasia en su juventud, pero a los 16 años se vio obligada a dejar este deporte por su gran corpulencia y optó por la pértiga.

 

Sus primer logro internacional llegó en 1999, cuando ganó el título de campeona del mundo juvenil en la ciudad polaca de Bydgoszcz (4,10), título que revalidó el año siguiente en Santiago de Chile, con 4,20, aunque 20 centímetros menos que la altura que había sobrepasado en julio de ese año en Tula. En competición absoluta, fue séptima en los Mundiales bajo techo de Lisboa en 2001 con un salto de 4,25 metros. Ese año se proclamó campeona continental júnior (4,40), en Grosseto, y en la final del Grand Prix fue sexta en Melbourne.

 

En los primeros meses de 2002 saltó 4,55 en la reunión de Sindelfingen (Alemania). Repitió esta misma altura en agosto en los europeos de Múnich, donde fue plata y a 5 centímetros de su compatriota Svetlana Feofanova, que dominaba la modalidad ese año después de desbancar a la estadounidense Stacy Dragila, a la que superó ese mes en el encuentro Gran Bretaña-EEUU-Rusia. Ese año, en junio puso su techo personal en 4,60.

En los Mundiales bajo techo de Birmingham 2003 fue segunda, con 4,60, a 20 centímetros del nuevo récord mundial de Feofanova. A partir de 2003 comienza su interminable lista de récords mundiales que le han llevado a superar sus propias marcas en veintisiete ocasiones. El 13 de julio consiguió 4,82, superando en 1 centímetro la plusmarca de Dragila, en la reunión Norwich Union Classic, en Gateshead (Reino Unido).

A pesar de su marca, sólo consigue el bronce en los Mundiales de París con un discreto salto de 4,65 metros. En Donetsk, ciudad natal del "zar" de la pértiga Bubka, consiguió el 15 de febrero de 2004 su primer récord mundial en pista cubierta, con 4,83. El 6 de marzo de 2004 se proclamó campeona mundial bajo techo en Budapest con 4,86, récord mundial absoluto.

No dio tiempo a que se cuestionara su liderazgo al conseguir el 27 de junio un nuevo techo mundial de 4,87, en Gateshead, con el que inició un interminable subir de centímetro en centímetro, emulando a Bubka, para rentabilizar económicamente su progresión. Durante el mes de julio Feofanova le arrebató unos días el registro mundial, pero el 25 de ese mes volvió a recuperarlo con 4,89, en Birmingham, y cinco días después con 4,90, en Londres. Se proclama por primera vez campeona olímpica en los Juegos de Atenas, el 24 de agosto de 2004 con un salto de 4,91. Una semana después lo elevó hasta 4,92 en el memorial Ivo Van Damme, en Bruselas.

La temporada de 2004 tuvo su colofón con su victoria el 19 de septiembre en la Final del Atletismo Mundial (4,83) y su elección como mejor atleta mundial por la Fundación Internacional de Atletismo. España fue testigo de un nuevo récord mundial el 16 de agosto de 2005. Ese día superó en el estadio madrileño de Vallehermoso una altura de 4,95 metros. Saltó por primera vez los 5 metros en el Crystal Palace londinense el 22 de julio de ese año y lo superó por un centímetro en los Mundiales de Helsinki el 12 de agosto siguiente.

En su debut de 2006, el 12 de febrero en Donetsk batió el récord mundial bajo techo para dejarlo en 4,91. En sucesivas reuniones invernales intentó sin éxito el 4,92, aunque ganó en Birmingham y Lievin. Durante el año 2006 se impone en los Mundiales de atletismo en pista cubierta celebrados en Moscú y en las reuniones de París, Lausana (4,90), Londres (4,91) y Bruselas, y sólo le superó en Estocolmo la polaca Monika Pyrek. Además en Gotemburgo suma a su palmarés el único título que le faltaba, el de campeona europea al aire libre (4,80).

Su participación en los Juegos Olímpicos celebrados durante el mes de agosto de 2008 en Pekín se saldó con un salto de 5,05 metros que le valieron la medalla de oro de la especialidad. Berlín fue su siguiente cita con una gran competición. Los Mundiales de atletismo celebrados en la capital alemana durante agosto de 2009 se saldaron con una gran decepción para la atleta rusa que no fue capaz de revalidar su corona en la pértiga mundial y fue eliminada sin alcanzar ni un solo salto válido.

Apenas diez días después de caer derrotada por primera vez en una gran competición desde los Mundiales de París de 2003, Isinbayeva consiguió su vigésimo séptimo récord mundial con un salto de 5,07 en la reunión atlética de Zurich celebrada el 28 de agosto. Está en posesión del premio Laureus a la mejor deportista del año 2006 y de la Orden de Honor rusa (2006). Ya había sido finalista en el Premio Príncipe de Asturias de los Deportes 2005, en el que Fernando Alonso la superó en la última votación, y en su edición de 2006.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información