Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Nadal vence a Almagro a pesar de los problemas físicos

  • Ferrero también estará en octavos tras el abandono de Simón
ABIERTO EEUU
EFE EFE

Rafael Nadal formalizó el trámite ante Nicolás Almagro (7-5, 6-4 y 6-4) y fijó su estancia en los octavos de final del Abierto de Estados Unidos, pero levantó la incertidumbre competitiva a su alrededor y despertó de nuevo la inquietud sobre su estado físico.

La imagen del duelo español, que terminó por ampliar a cuatro la representación hispana en la cuarta ronda del torneo, reveló a los dos tenistas tumbados en el suelo antes del cuarto juego del tercer set, atendidos de distintas dolencias. Almagro aprovechó para que le atendieran en la espalda, pero antes, el tercer jugador del mundo encendió las alarmas cuando solicitó la presencia del fisioterapeuta de la ATP Michal Novotni.

Rafael Nadal se quejó del dolor en el abdomen y ahí fue tratado. Está tan al aire la situación física del balear, que cuando tuerce un gesto parece que todo se convulsiona. Nada había de apariencia preocupante hasta ahora en el físico del español. Al menos que pretendiera delatar. Pero la petición de asistencia sobre la cancha empezó a justificar algunos asuntos que hicieron recelar de su momento de forma en el juego.

Muchos problemas con el saque

De hecho, el primer set fue un permanente vaivén de roturas. No sacó bien Nadal. No lo ha hecho durante todo el torneo. Se dejó el saque en cinco ocasiones durante el partido. Excesivas roturas para un candidato que mide sus fuerzas, en tercera ronda y contra un rival inferior. Nunca Almagro ha creado tantos contratiempos al balear, que le arrolló en las tres citas previas en las que habían coincidido. Especialmente llamativa la más reciente, en París del 2008, cuando el murciano no fue capaz de hacer más que tres juegos en otros tantos sets.

El dolor abdominal dificultó la puesta en marcha de cada punto de Nadal y cuestionó su movilidad. La situación vuelve a generar debate. A cuestionar su capacidad para hacer frente al éxito en el único 'major' que le queda por conquistar. Sólo la inestabilidad en el juego de su adversario le facilitó la tarea. Almagro rompió de inicio y se situó 2-0. Pero no tuvo continuidad y Nadal se colocó 4-2. El juego careció de lógica. Cada jugador cedió su servicio. Fue el balear el que menos erró y eso le propinó con el triunfo del set.

Fue en el tercero donde Nadal recurrió al doctor después de firmar ya una rotura. Para entonces ya tenía bien llevado el duelo. Salió airoso del trance que despertó las dudas. Más aún cuando torció el gesto al estrechar la mano de su adversario, al que confirmó sus molestias. Nadal, que jugará en octavos ante el ganador del partido entre el francés Gael Monfils y el argentino José Acasuso, solventó el trámite en una jornada fructífera para el tenis español.

 

El resurgir de Juan Carlos

 

Por su parte, Juan Carlos Ferrero regresó, seis años después, a los octavos de final del Abierto de Estados Unidos, tras eliminar al francés Gilles Simon, noveno favorito, que decidió abandonar el partido al inicio del cuarto set, cuando el español le aventajaba por 1-6, 6-4, 7-6(5) y 6-1.

El tenista galo, que buscaba los primeros octavos de final, por primera vez en su carrera, en el último Grand Slam del curso, justificó su retirada por dolencias en la rodilla izquierda, de la que fue atendido en la pista, en dos ocasiones, por el médico del torneo. El adiós de Simon, que había perdido con Ferrero en la única ocasión en la que habían coincidido, en el pasado torneo de Wimbledon, permitió al valenciano quemar una etapa más en el recorrido hacia las alturas del circuito.

Simon tuvo un arranque fulgurante. Que a punto estuvo de dejar a cero la entrada del español en la tercera ronda. Sin embargo, el valenciano se rehizo y a pesar de la resistencia de su rival, se apuntó, al resto, la manga. El tercero fue el decisivo. Simon fue atendido por primera vez en el noveno juego. Con ambos amarrados a su saque. Fue el español el que logró la manga en el desempate. Y el galo se hundió anímicamente. Forzó al inicio del cuarto y decidió abandonar.

Ferrero se enfrentará en octavos de final al ganador del choque entre el argentino Juan Martín del Potro, sexto favorito, y el austríaco Daniel Koellerer.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información