Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Del Potro evita a Cilic, recupera el número cinco, y llega a semifinales

EFE EFE

El argentino Juan Martín del Potro, sexto favorito, salvó el escollo del croata Marin Cilic (4-6, 6-3, 6-1 y 6-1) para alcanzar, por primera vez, las semifinales del Abierto de Estados Unidos, que le proporcionan, de paso, el regreso al número cinco de la clasificación mundial. El tenista de Tandil, que salió malparado el pasado año de los cuartos de final, abatido por el británico Andy Murray, después finalista, saldó la cuenta con el último Grand Slam del curso para consolidarse como aspirante al título.

Advertido ya como una de las raquetas capaces de hacer sombra a la hegemonía del suizo Roger Federer, el tenista argentino, convencido de su potencial, madurado mentalmente y desarrollado físicamente, afronta los duelos con determinación. Sabedor de su capacidad para hacer frente a cualquiera. Buscará su primera final en un Grand Slam contra el vencedor del choque entre el español Rafael Nadal y el chileno Fernando González. Del Potro, de paso, ha recuperado el quinto puesto del ránking mundial con su victoria ante Cilic. Ya lo fue meses atrás. Pero lo perdió cuando el estadounidense Andy Roddick llegó a la final de Wimbledon.

El tenista argentino, que resolvió el partido en dos horas y 33 minutos, tuvo la paciencia suficiente como para esperar su oportunidad ante Cilic. Ha sido el croata, un coetáneo de la raqueta de Tandil, un jugador con el que se ha enfrentado bastante como júnior, el tapado del torneo. Barrió de la pista al finalista del año pasado, Andy Murray, segundo del mundo. Y eso alertó a Del Potro. El croata salió como un tiro. Con el desparpajo que forma parte del carácter balcánico, rompió en el primer set el saque de su rival y se apuntó la manga. En plena desorientación de la raqueta sudamericana, Cilic afrontó la segunda manga con una renta de 3-1. Sus fuerzas aguantaron hasta ahí.

Del Potro reaccionó. Tiró de saque, aunque no fue el arma determinante en el partido de hoy. Y recuperó la convicción. Se anotó ocho juegos consecutivos. Deshizo la desventaja del croata y se puso por delante, rotura incluido, en el tercer set. Eso hundió al croata. Y al revés del espíritu que demostró el tenista de Tandil, Cilic no supo salir del agujero. Cosas de la experiencia. Carece aún el balcánico de la experiencia de su rival. Coinciden en edad -veintiún años-, en altura -195 centímetros- y en peso -poco más de 80 kilogramos-. Pero el argentino hace tiempo que se mueve en las alturas. Aglutina derrotas dolorosas -como la del año pasado en los cuartos de Flushing Meadows o en la semifinal de Roland Garros este año, la primera semifinal de un 'major' que alcanzó, pero aleccionadoras. Es cuestión de tiempo un salto mayor.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información