Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Gebreselassie gana sin récord mundial

  • El atleta etíope se fue desfondando en una carrera en la que no encontró apoyos para su objetivo
En la maratón de Berlín
EFE EFE

El plusmarquista mundial de maratón, el etíope Haile Gebreselassie, ganó por cuarta vez consecutiva el maratón de Berlín pero no logró su propósito de mejorar su propio récord del mundo al correr la distancia en un tiempo no oficial de 2h.06:07.

Gebreselassie estuvo más de un minuto por encima del récord que impuso hace un año también en la capital alemana con 2h.03:59. Durante buena parte de la carrera parecía que Gebreselassie podía tener éxito con su propósito declarado de mejorar por tercera vez su propio récord del mundo. El grupo de punta, formado por Gebrselasie, el keniano Duncan Kibet y seis liebres, empezó marcando un ritmo que apuntaba a ello. Mientras duró el duelo anunciado de Kibet con Gebreselassie -se acabo hacia el kilómetro 20, cuando el keniano no pudo seguir más el ritmo- todo apuntaba a un tiempo claramente inferior a 2:04 e incluso en los diez kilómetros siguientes Gebreselassie siguió con paso de récord del mundo. Pasó por el kilómetro 30 en 1h.27:49, récord mundial oficioso para la distancia, acompañado ya solamente de la última liebre, Sammy Kosgei.

"Tal vez aceleré demasiado antes del kilómetro 30", admitió 'Gebre' después de la carrera para explicar el bajón que tuvo a continuación, que le obligó a concentrarse en ganar la carrera y a olvidarse del proyecto de lograr su tercer récord del mundo en la distancia. Otro factor adicional fue que ya en el 32, cuando Kosgei se retiró de la carrera, Gebreselassie se quedó solo y tuvo que afrontar en solitario los últimos 10 kilómetros. Ya en la marca del kilómetro 35 quedó claro que el ritmo había bajado considerablemente. A esa altura, el cronómetro marcaba 1h.42:37, lo que ya no era ritmo del récord del mundo. Gebreselassie lo intentó una vez y aceleró en los siguientes dos kilómetros, pero en su rostro se veía que ya no tenía con qué recuperar la senda de la primera mitad de la carrera.

Kibet, por su parte, había pagado incluso una factura más alta por el ritmo inicial y había sido rebasado por su compatriota Francis Kiprop y por el etíope Negari Terfa. Kiprop al final entró segundo con 2h.07:03. En los últimos kilómetros incluso logró recortar la distancia que lo separaba de Gebreselassie, pero la ventaja era demasiado grande como para que se pudiera pensar en que hubiera un duelo en los últimos metros. Terfa entró tercero con 2h.07:41.

Entre las mujeres se impuso la etíope Atsede Besuye con 2h.24:47, seguida de la rusa Silvia Skvortsova con 2h.26:23.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información