Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Alcalde de Río se dice optimista pero descarta favoritismo de su ciudad

EFE EFE

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, se dijo hoy optimista con la posibilidad de que la ciudad sea escogida como sede de los Juegos Olímpicos de 2016 pero descartó el supuesto favoritismo de las aspiraciones cariocas.

"Cuando se disputa con ciudades con la calidad de Madrid, Tokio y Chicago, nadie puede decir que es favorito", aseguró Paes en una entrevista que dio a corresponsales extranjeros en Río de Janeiro y al ser interrogado sobre los pronósticos de las casas de apuestas y las opiniones de algunos especialistas que le dan el favoritismo a la ciudad brasileña.

"Las otras candidatas son tres ciudades fantásticas con gran calidad de vida. Madrid es un lugar especial, con gran bagaje histórico inmenso. Chicago es, sin duda, una de las ciudades más bonitas de Estados Unidos. Y Tokio es una ciudad impresionante", agregó el alcalde, que destacó ser él mismo un nieto de madrileños con doble ciudadanía (brasileña-española).

Paes agregó que el informe realizado por los técnicos del Comité Olímpico Internacional (COI) dejó claro que cualquiera de las cuatro ciudades, con alguna u otra corrección, está apta para organizar los Olímpicos del 2016 y que, por eso, no se puede decir que una está con ventaja sobre las otras.

Aseguró que la decisión, ahora, es de los cerca de cien electores del COI, que se reunirán en Copenhague el viernes de la próxima semana, a los que consideró como personas muy independientes que tendrán en cuenta cuál de las ciudades escogidas puede fortalecer más el movimiento olímpico.

En ese sentido dijo estar optimista con la candidatura carioca, ya que, "si Río de Janeiro tiene mucho a ganar con la sede de los Olímpicos, el movimiento olímpico también tiene mucho a ganar si la escoge".

"El objetivo del movimiento olímpico es ser lo más universal posible y, optando por Río de Janeiro, puede alcanzar muchas personas que antes no alcanzaba", señaló sobre la posibilidad de que los Olímpicos sean disputados en un país con las dimensiones de Brasil y en Sudamérica por primera vez en la historia.

El alcalde aseguró que, pese a considerar a los electores del COI como independientes y preocupados con criterios técnicos, Río de Janeiro no desprecia el lado político de la disputa y que, por eso, ha realizado campañas de promoción de su candidatura y visitas que incluyen hasta el viaje del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, a Copenhague.

Agregó que también está optimista debido a que por primera vez la ciudad fue incluida entre las finalistas y a que presentó un proyecto "realista" en el que no escondió los problemas de la ciudad y corrigió los errores de los Panamericanos de 2007.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información