Ir a versión clásica Ir a versión móvil

La RFEH quiere demostrar la intoxicación previa

  • Se realizarán análisis capilares
EFE EFE
La Federación Española de Hockey (RFEH) realizará un análisis capilar a las integrantes de la selección femenina que participó en abril en el Preolímpico de Baku para tratar de confirmar que fueron intoxicados antes del control de dopaje en el que dos de sus jugadoras dieron positivo.

"No tenemos dudas de nuestras jugadoras. O nos contaminaron -y hay que demostrar el cómo y el cuándo-, o nos manipularon el procedimiento. Por eso estamos recabando los informes de la Federación Internacional (FIH) y los del laboratorio", explicó a EFE José Antonio Gil, secretario general de la RFEH.

Los integrantes del equipo español que logró en Baku la clasificación para los Juegos de Pekín al ganar en la final a Azerbaiyán (3-2) denunciaron que la noche previa a la final las jugadoras recibieron llamadas telefónicas que les impidieron descansar.

La delegación española también denunció que la noche del jueves 17 de abril, antes del último partido de la primera fase contra Kenia (0-9), sufrieron una especie de intoxicación, probablemente por el aire acondicionado.

"Fue al final de la cena, cuando se puso en marcha el aire acondicionado, y se vieron afectadas 8 jugadores y seis técnicos, entre ellos la jefa de equipo, la médico, el preparador físico, el presidente y su esposa. Todos tuvieron síntomas súbitos distintos con sequedad, picor de ojos, vértigo o flojera en las piernas", recordó Gil.

Según el directivo de la RFEH, en aquel momento se dedujo que podía ser un problema del aire acondicionado, pero se comunicó lo ocurrido con un informe al delegado técnico de la Federación Internacional y los positivos de las dos jugadoras, cuyos nombres no han trascendido, fueron en controles posteriores a aquellos hechos y comunicados hace unos diez días.

El CSD se involucra

José Antonio Gil indicó que en estos momentos la RFEH trabaja de forma coordinada con el Consejo Superior de Deportes (CSD), su laboratorio y sus abogados a la espera de efectuar los análisis capilares a los miembros del equipo y del contra-análisis, que será la semana que viene en el Laboratorio de Moscú encargado de los controles del Preolímpico.

"No podemos basar nuestra defensa en el contra-análisis, que también se puede manipular. El contra-análisis es un elemento del proceso pero no es determinante. Hay que averiguar cómo nos la hicieron y demostrarlo, por eso el análisis capilar puede ser muy revelador, pero esto nos deja en una situación de una vulnerabilidad absoluta, a nosotros y a todos los deportes que vayan a jugar allí", agregó.

José Antonio Gil insistió en que la RFEH no puede "conformarse con otra cosa que no sea la limpieza absoluta de las jugadoras del equipo". "Está en juego su reputación, su honor y su derecho a participar en unos Juegos. Hay que dejar limpio el historial del equipo", concluyó.

Tras la conclusión del torneo Preolímpico de Baku, ciudad que aspira a organizar los Juegos de 2016 igual que Madrid, la RFEH ya trasladó a la internacional un informe con todos los incidentes sufridos por el equipo español durante su estancia en Baku.

Al término de la final el seleccionador, Pablo Usoz, expresó la disconformidad de la delegación española por la falta de deportividad mostrada hacia su equipo y por que los técnicos de España fueron molestados por el público en diversas zonas del campo, e incluso zarandeados, mientras desarrollaban su trabajo.

"Es muy claro que nos han intentado desestabilizar. Quedará en anécdota pero algo hay que hacer, porque esto no es juego limpio. Es lo más feo del deporte y en hockey esto no se ha vivido en ningún sitio", afirmó.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información