Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Hirvonen busa desbancar a Loeb en "su campo"

  • Si el finlandés firma dos segundos puestos en las dos últimas carreras, será campeón del mundo
En el rally de Cataluña
DC - Agencias DC - Agencias

El rally de Cataluña es la penúltima prueba del mundial, la segunda sobre asfalto, y se pondrá en marcha este viernes nuevamente en las carreteras de la demarcación de Tarragona, donde el rally español se ha asentado en los últimos años. En total, serán 18 especiales con 352'62 kilómetros cronometrados, repartidos en tres etapas.

El finlandés Mikko Hirvonen (Ford Focus), actual líder del mundial de rallys, dispone este fin de semana en el rally de Cataluña de la primera oportunidad para obtener el título y desbancar de él al francés Sébastien Loeb (Citroën C4), campeón en las cinco últimas ediciones.

Los pilotos que tomarán parte son 80, aunque el interés se centrará en los cinco equipos de la categoría del mundial de rallys, ya que el campeonato júnior quedó decidido en la anterior prueba puntuable para esta categoría, el rally de Finlandia. A pesar de contar con cinco puntos de ventaja, en parte por un error de equipo Citroën en el pasado rally de Australia, los elementos no están del todo del lado de Hirvonen, ya que Loeb es el gran especialista en asfalto y, además, el historial del francés en el Cataluña es poco menos que insultante, ya que ha ganado en las últimas cuadro ediciones. Ante este panorama, sólo un inesperado mal rally apartaría a Loeb del triunfo con el que espera concluir un año más el rally de Cataluña, penúltima cita del mundial antes de que éste regrese a la Gran Bretaña para poner el punto y final al presente certamen.


Dani Sordo, clave para el trinfo de Loeb

Aunque la ventaja del Citroën sobre el Ford es clara en el asfalto, una más que esperada victoria de Loeb tampoco significaría desbancar a Hirvonen de la cabeza, donde se encuentra comandándola con cinco puntos de ventaja. De hecho, si Hirvonen firma dos segundos puestos en las dos últimas carreras, será campeón del mundo. Por eso, el trabajo de Loeb debe apoyarse en que su segundo coche, el que pilota el español Dani Sordo haga su trabajo. De esta forma, y como ya ha pasado en las anteriores tres ediciones, Citroën espera más nunca que el español se cuele entre su jefe de filas y el finlandés en la general. No sería este un hecho novedoso para Sordo, que en los últimos tres rallys en las carreteras de Tarragona ha quedado segundo, siempre detrás de Loeb, cinco veces campeón del mundo y el piloto que más títulos posee de toda la historia de los rallys. A pesar de contar con un gran coche, Sordo sigue sin haber ganado un rally.

En el equipo Citroën esperan que el grave error que cometieron en el pasado rally de Australia al final no les prive de unos pocos puntos que les impida alcanzar el mundial de pilotos y el de marcas. En el rally de Australia, Loeb ganó la prueba hasta que en las verificaciones los comisarios detectaron que todos los Citroën C4 llevaban una junta no homologada en las barras estabilizadoras. A todos ellos (Loeb y Sordo) les cayó un minuto de penalización. Lo que había representado recortar la diferencia y situarse a un solo punto de Hirvonen, acabó con el finlandés como ganador y con cinco puntos de diferencia.

La suerte esta vez sonrío al finlandés, que el año pasado vivió el infortunio antes de llegar al Cataluña, después de que Loeb ganase en Nueva Zelanda y Sordo acabase segundo, cuando Hirvonen pinchó en el último tramo y su compañero Jari-Matti Latvala rompió el coche cuando era líder. De poder haber llegado a Tarragona como líder aquel 2008, ya que los Ford estaban a punto de hacer el doblete en Nueva Zelanda, Hirvonen vio como el infortunio le relegaba un año más a un papel secundario en Cataluña, donde Loeb ha alcanzado la categoría de invencible.

Además de Sébastien Loeb y Dani Sordo, ambos en el equipo Citroën, el resto de los cuatro equipos de la máxima categoría alineará a los siguientes pilotos en Tarragona: BP Ford Abu Dhabi WRT a Mikko Hirvonen y Jari-Matti Latvala; Stobart VK M-Sport Ford RT a Matthew Wilson y Henning Solberg; Citroën Junior Team a Evgeny Novikov y Conrad Rautenbach; y Munchi's Ford WRT a Federico Villagra y Paul Bird. Además, estarán en la salida otros cuatro WRC semioficiales, como son los de Petter Solberg (Citroën), Sébastien Ogier (Citroën), Khalid Al-Qassimi (Ford) y Andreas Mikkelsen (Citroën). A ellos también se unen los vehículos privados de Dany Snobeck (Peugeot), vigente campeón francés, y el del británico Graham Coffrey (Subaru).

El rally de Cataluña es una prueba que se corre completamente por asfalto, igual que la primera del certamen (Irlanda). El asfalto por donde discurrirán los coches es de superficie lisa y rápida, aunque algunos tramos son algo abrasivos, además de convertirse en resbaladizos. El trazado es idéntico al del año pasado. Los pilotos podrán realizar una pasada por un trozo de especial para ajustar definitivamente el coche, el conocido 'shakedown' previo a la carrera, de 4'32 kilómetros que tendrá lugar en el tramo cronometrado de Riudecanyes. El rally de Cataluña también es puntuable para el mundial júnior, aunque en esta edición, el certamen ya se decidió en la anterior prueba, la de Finlandia, donde el checo Martin Prokop (Citroën) se proclamó campeón del mundo. Por lo tanto, el Cataluña, octava y última carrera de la categoría júnior, será irrelevante para la clasificación final. El único español en ésta será Jordi Martí, que participará como invitado, tras la renuncia de Dani Solà.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información