Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Laporta vuelve a bajarse los pantalones

  • Cede a las pretensiones de Márquez
Cede a las pretensiones de Márquez
I.L. I.L.

Joan Laporta ha vuelto a mostrar su ineptitud como presidente del Barcelona. Atontado por los éxitos de su equipo esta última temporada, estas últimas semanas está acometiendo en persona las renovaciones de dos de los jugadores más veteranos de la plantilla: Puyol y Márquez. Y parece que el mexicano ha conseguido comer la cabeza a su presidente.

El central azteca, que con esta cumple seis temporadas en el club blaugrana, acaba contrato el 30 de junio del año que viene. Tras varios meses de tiras y aflojas en las negociaciones por la renovación del contrato, parece que el jugador va a conseguir salirse con la suya, y tener así el retiro dorado que a todo futbolista le gustaría tener.

MÁRQUEZ SE SALE CON LA SUYA

El principal punto de desencuentro entre las partes para la ampliación del contrato era la retención fiscal. Cuando Márquez llegó al Barcelona en el año 2003, muy sabiamente se acogió a la famosa 'Ley Beckham', por la cual todo extranjero tenía derecho a tributar el 25 por ciento durante sus cinco primeros años de estancia en territorio español, cualesquiera que fueran sus ingresos.

Ahora que al mexicano se le ha acabado este chollo, no ha tenido mejor idea que acudir a su generoso presidente para pedirle un sustancial aumento de sueldo para compensar así el 43 por ciento de tributación que va a tener que empezar a pagar este año. Y Laporta, que como todo buen catalán que se precie es muy generoso, ha cedido a las pretensiones del jugador, que renovará por la entidad blaugrana durante las próximas dos temporadas.

NUEVA BAJADA DE PANTALONES

No es la primera vez que el máximo mandatario culé se baja los pantalones de forma casi tan descarada como hizo aquella vez en el aeropuerto de El Prat. Con Messi viene sucediendo un tanto de lo mismo. Basta con que el argentino realize dos partidos decentes seguidos para que que el jugador ya tenga sobre la mesa una oferta de renovación. O con Víctor Valdés, quien, con su renovación, ha pasado a tener un salario bastante escandaloso para lo mediocre que resulta este portero. Las cosas que tiene el ser 'mes que un club'.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información