Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Djokovic se corona en Pekín

  • Venció al croata Cilic 6-2 y 76
ABIERTO CHINA
EFE EFE

Novak Djokovic, segundo cabeza de serie se proclamó campeón del Abierto de China de tenis después de derrotar en la final al croata Mario Cilic en dos sets (6-2 y 7-6), en una hora y 54 minutos de juego.

El partido, que tuvo que pararse en el cuarto juego durante más de una hora a causa de la lluvia que caía en Pekín, se decantó del lado del serbio por su mayor experiencia y determinación ante un Cilic menos acertado que en rondas anteriores y que cometió hasta 25 errores no forzados. Cilic, verdugo de Nadal en semifinales, salió a la pista con un récord inmaculado en las finales (tres jugadas, tres ganadas), pero sus precedentes directos frente al serbio (tres derrotas en otros tantos duelos) no invitaban al optimismo.

Tras un inicio igualado, el juego tuvo que suspenderse con empate a dos juegos a causa de la fina pero persistente lluvia que mojó el cemento azul del Centro Nacional de Tenis de la capital china. Ante esta circunstancia, los denodados esfuerzos de los voluntarios del torneo, que se dedicaron a secar la pista con las toallas oficiales del evento, no sirvieron para mucho. Setenta minutos después, todavía con el cielo amenazante, Djokovic regresó a la pista como un ciclón y se anotó cuatro juegos de forma consecutiva ante un frío Cilic (6-2).

"Es cierto que jugué mejor tras el parón por la lluvia. Tuve tiempo de pensar la táctica y la estrategia para jugarle mejor, pero no creo que (la lluvia) fuera un motivo determinante", explicó el serbio. En la segunda manga, el croata, número 15 de la ATP, recuperó parte del juego que ayer volvió loco a Nadal, de servicio fuerte y derecha implacable. Djokovic, que el año pasado se colgó la medalla de bronce olímpico en esta misma pista, vio como su contrincante se ponía hasta por dos veces con ventaja (4-5 y 5-6) y el servicio a su favor, aunque supo mantener la tranquilidad para forzar el 'tie-break'. El desempate cayó del lado del serbio por 7-4, que en los puntos decisivos dejó patente su experiencia y sangre fría.

"Creo que la paciencia, la experiencia y la buena elección de los tiros decidieron al ganador", explicó el campeón, que reconoció que no tendrá mucho tiempo para celebrar la victoria, pues mañana ya empieza su próximo desafío, el Masters 1000 de Shanghai, donde defiende el título. "Serví dos veces para ir al tercer set. Tuve mi oportunidad pero él (Djokovic) jugó mejor en los puntos cruciales", resumió, por su parte, Cilic.

Sin embargo, el finalista se mostró satisfecho con su periplo pequinés: "Esta semana he jugado fantástico, me he sentido genial y he realizado uno de los mejores tenis de mi vida. Voy a intentar continuar así". Con este triunfo, Djokovic sucede al estadounidense Andy Roddick, campeón en 2008, y se suma a la lista de vencedores en Pekín, en la que también destacan el chileno Fernando González (2007) y el mallorquín Rafael Nadal (2005).

El ganador sumó 500 puntos en el ránking ATP y se embolsó además un premio en metálico de medio millón de dólares, el más cuantioso del circuito tenístico de Asia, mientras que el finalista tuvo que conformarse con 300 puntos y 230.000 dólares.
Además, Djokovic recuperará el tercer puesto de la clasificación mundial, en detrimento del británico Andy Roddick, a quien una lesión de muñeca ha obligado a ausentarse de las pistas en los siguientes torneos.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información