Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Jiménez abre la Puerta Grande de la Catedral del golf europeo

EFE EFE
El malagueño Miguel Ángel Jiménez sacó de su pitillera un habano, el más selecto, y dio la mejor bocanada de humo de cuantas ha exhalado tras un torneo de golf, pues hoy escribió una nueva página para la historia del golf español con su triunfo en el Campeonato de la PGA que se disputa en el emblemático Wentworth, el campo inglés sede de las grandes decisiones que emanan del circuito europeo.

El histórico triunfo de Jiménez, de 44 años, se produce tan sólo dos semanas después de la victoria también para el recuerdo de Sergio García en el TPC de Sawgrass (Florida). Wentworth y Sawgrass son, al margen de los escenarios donde se desarrollan los cuatro torneos de Grand Slam de la temporada, los campos que acogen los dos torneos más importantes del orbe golfístico a ambos lados del Atlántico. Dos golfistas de distinta generación han vuelto a colocar al golf español en las alturas: primero fue García, de 28 años, el 12 de mayo en Sawgrass, y hoy Jiménez, de 44, en "La Catedral" de Wentworth.

"El Pisha" o "El Mecánico" abrió la Puerta Grande de Wentworth, uno de los santuarios del golf europeo. Jiménez tocó la cima. Por su mente quizá pasaron las imágenes de cuando se buscaba la vida como "caddie" y trasteando en los motores de los coches, o cuando montado con otros compañeros en un coche tres puertas buscaban fortuna por los torneos de golf en Europa. El maletilla de principio de los 80 se doctoró hoy en Wentworth, para emular las gestas anteriores, en este mismo torneo y escenario, de Manuel Piñero, en 1977, Seve Ballesteros (1983 y 1991), José María Olazábal (1994) e Ignacio Garrido (2003). El nombre de Jiménez como ganador del Campeonato de la PGA se une a estos otros españoles que le precedieron.

El jugador nacido en Churriana sumó hoy el mejor de los títulos de cuantos figuran en su extenso currículum en Europa, un palmo más allá quizá del Volvo Masters que se adjudicó en 1999 en Montecastillo (Cádiz). Jiménez vivió un esplendoroso fin de semana competitivo en Wentworth. El malagueño, remontando desde el sábado, remató la faena en el segundo hoyo del desempate frente al joven inglés Oliver Wilson, de 27 años, con un último "birdie" histórico en el abarrotado escenario del hoyo 18. El trabajo del veterano español en la última ronda fue idílico en los siete primeros hoyos, atravesados con cinco abajo y un hoyo en uno en el par tres del hoyo 5.

Camino del tramo final y casi siempre equilibrado en cabeza con Wilson, Jiménez tropezó gravemente y por primera vez al fallar un "putt" para par de medio metro en el hoyo 15. Ese tropiezo no iba a ser el único. Frente a la última bandera del día, Jiménez se dejó otro golpe alrededor del "green" que hubiese evitado la situación agónica del desempate. En ese instante, el par de Jiménez firmó tablas con Wilson, este último ante la posibilidad de conquistar su primer torneo como profesional por los quince trofeos que señorean erguidos en las vitrinas del español. La veteranía, el pulso y el acierto se impusieron para el trance final. No obstante, Jiménez se quedó al borde del precipicio al llegar al "green" del hoyo 18, pues su primer "putt" excesivamente largo le dejó la puerta del triunfo abierta a Wilson.

El inglés, sin embargo, erró desde tres metros, con "corbata" incluida. Jiménez estaba vivo y en la segunda tentativa sobre el largo par 5 del 18 ejecutó tres golpes perfectos consecutivos: desde el "tee", con la madera tres en calle y, ya en el tapete, con un primer "putt" para un "birdie" a medio metro que fue la puntilla para Wilson. Jiménez (11 abajo en el acumulado final) levanta seis meses después su segundo trofeo de la temporada, tras del Open de Hong Kong el 18 noviembre de 2007. El conseguido en Wentworth le supone su decimosexto triunfo en el circuito europeo, un premio de 750.000 euros, el cheque más lucrativo de su extensa carrera y que le proporciona el liderato en la Orden de Mérito (lista de ganancias).

El malagueño pasa a liderar también la clasificación para el equipo europeo de la Copa Ryder. El sueco Robert Karlsson y el inglés Luke Donald compartieron la tercera plaza, a dos golpes.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información