Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Loeb persigue el liderato

  • Sordo tendrá que seguir por detrás de Loeb
Chema Rubio Chema Rubio
El francés Sebastien Loeb, Citroen, busca
este fin de semana en el rally Acrópolis, séptima cita del mundial,
el liderato de un mundial que pensó que tendría mucho más fácil pero
que actualmente posee el finlandés de Ford Mikko Hirvonen, mientras
que Subaru, por fin, pondrá en competición su nuevo Impreza WRC.

Loeb parte como favorito a la victoria en un rally duro para las
mecánicas y los pilotos. Es muy lento, puesto que las pistas, de
tierra, acumulan mucha grava y piedras en los propios caminos, con
lo que la prueba se desarrolla en un terreno muy abrupto que no
permite mucha velocidad.

Pero Hirvonen no se lo pondrá nada fácil, es el líder del mundial
y está dando más guerra de la que muchos pensaban. También habrá que
estar atento a los segundos pilotos de sus escuderías, el finlandés
Jari-Matti Latvala, Ford, y el español Dani Sordo, Citroen, que
están demostrando ser muy rápidos.

El primer día abrirá pista Mikko, como líder del mundial,
con lo que tendrá función de escoba, mientras Loeb será segundo con
lo que se encontrará los caminos algo más limpios, tendrá más agarre
y será más competitivo aunque no debería haber mucha diferencia.

Por detrás, estarán Latvala y Sordo. El primero sorprende por su
inicio del campeonato. Joven y en su primer año como oficial ya ha
conseguido su primera victoria. Su problema es la falta de
consistencia en los momentos cruciales. La presión aún le puede. Es
rápido en tierra y si la mecánica le respeta estará rondando la
victoria.

Dani Sordo, por detrás

Sordo, por su parte, está al nivel de los mejores en tierra,
pero, a diferencia de Ford, en Citroen tiene marcada la posición de
sus pilotos y al español le toca de segundo de Loeb. Sólo puede ser
él mismo cuando no está el francés y eso pocas veces ocurre. Rondará
el podio, y la victoria, aunque esto lo tendrá más difícil.

La duda aquí será Subaru. Parte con el esperado nuevo Impresa, un
coche nuevo, ahora de dos volúmenes, probado en infinidad de test
privados pero que debuta en competición por lo que su resultado es
un auténtico interrogante. Tienen difícil el realizar un buen papel
porque Grecia no es el mejor lugar para debutar.

Es una de las carreras más difíciles para las mecánicas y el
Subaru va a sufrir mucho. Se destaparán todos sus puntos débiles,
aunque por contra, puede ser un buen banco de pruebas para ser del
todo competitivos en las próximas citas de Turquía y sobre todo
Finlandia.

Tanto el noruego Petter Solberg como el australiano Chris
Atkinson, comenzarán con calma para ir subiendo de revoluciones poco
a poco. Aún así, todo es una incógnita y desde el principio podrían
estar arriba. Ya se verá.

De viernes a domingo

El rally se disputarán entre el viernes y el domingo. Las pistas
por las que transitarán los pilotos acumulan mucho polvo e incluso
piedras, muy abundantes en las cunetas, que terminan por ser tiradas
a la propia carretera. La velocidad es lenta y los baches infinitos
de contar por lo que la carrera poco a poco puede convertirse en una
prueba de resistencia para las mecánicas.

Además, los pilotos también lo pasarán mal. La temperatura
exterior puede llegar a los cuarenta grados centígrados cuanto más
en el interior de los vehículos.

Tendrá un total de 1.311,32 km, incluidos 339,94 km cronometrados
y que estarán divididos en veinte especiales. El primer día,
viernes, se disputarán 465,24 km, 110,08 km de velocidad divididos
en siete especiales.

El sábado será el segundo día con 472,72 km, de los que 119,12 km
serán cronometrados en seis especiales. Y finalizará el domingo con
191,22 km, incluidos 57,67 km contra el crono, en siete especiales.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información