Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Zaragoza consiguió sacar de quicio a Di Stéfano

  • La Saeta perdió los nervios ante los maños y fue expulsado hace ahora casi medio siglo
La Saeta perdió los nervios ante los maños
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

Los choques entre Real Madrid y Zaragoza son casi un clásico dentro de nuestra Liga. Recientemente, todos recordarán el título de Liga que casi quedó sentenciado en La Romareda con Ramón Calderón celebrándolo en el césped, o el 2-2 que dejó al club blanquillo prácticamente desahuciado en la temporada que terminó descendiendo a Segunda División.

Sin embargo, no todo se resume a los dos últimos enfrentamientos. Y ahí está el choque de la entonces Copa del Generalísimo de 1963, de infausto recuerdo para el madridismo por cierto. Eran las semifinales del torneo del KO., y en la ida el conjunto aragonés había batido claramente al Real Madrid por 4-0. Pero el partido de vuelta comenzó de forma muy diferente. De hecho, el conjunto blanco se puso en media hora con un 3-0 gracias a los goles de Di Stéfano, Gento y Félix Ruíz, en una de las que prometía ser grandes noches del Santiago Bernabéu.

Pero poco antes del descanso, el relato épico se torció. Di Stéfano estaba desbordando constantemente al brasileño Duca, que en un momento dado comenzó a incordiar al jugador madridista. Hasta tal punto consiguió desquiciar a La Saeta, que el ahora Presidente de Honor del Real Madrid acabó a puñetazos con el jugador del Zaragoza.

El colegiado del encuentro, el señor Gómez Contreras, no lo dudó y expulsó a ambos. Di Stéfano se sintió engañado y arremetió contra César, el técnico del Zaragoza que se encontraba en el banquillo visitante, responsabilizándole de la estrategia para sacarle de quicio. Al final tuvo que ser la policía la que sacara al delantero hispano-argentino del campo, y sea como fuere, lo único cierto es que al final el resultado no se movió en lo que quedaba de partido, y tanto el Madrid como el propio Di Stéfano se quedaron compuestos y sin Copa ese memorable 15 de junio de 1963.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información