Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Di Stéfano rememora la gesta del 7-3

  • "Cuando matamos al Eintracht a correr, empezamos a hacer jugadas de lujo"
"Cuando matamos al Eintracht a correr, empezamos a hacer jugadas de lujo"
Daniel Castellanos - DC Daniel Castellanos - DC

Para muchos es el mejor partido de toda la historia. Y, por si no cabía dudas, ese encuentro tuvo como protagonista al Real Madrid. Alfredo di Stéfano, actual presidente de honor del conjunto blanco y uno de los protagonistas de esa goleada al Eintracht de Frankfurt, rememora en la web del club esa inigualable gesta.

La Saeta Rubia rememora como, a pesar de encajar un gol en lo minutos inciales del encuentro, ellos no se vinieron abajo y siguieron adelante con su estilo de juego: “Nosotros íbamos obligados, porque ellos se pusieron 1-0 muy pronto. Pero a pesar de eso, nunca pensamos que pudiéramos perder. Seguimos con nuestro estilo y las jugadas llegaron solas, igual que los goles”.

La táctica llevada por los blancos en ese encuentro fue clara: correr para cansar el rival y después matar el encuentro. El resultado: el mejor partido de la historia del fútbol. Así lo narra Di Stéfano: “Sabíamos que teníamos que correr a toda marcha durante los primeros 75 minutos y los últimos quince, si íbamos ganando, tacábamos y tocábamos. Cuando habíamos matado al rival a correr, empezábamos a hacer jugadas de lujo”.

El gran protagonista de ese encuentro fue Puskas, autor de cuatro goles en esa final, y que junto al actual presidente de honor del Madrid formó la mejor delantera del Real Madrid en sus 108 años de historia: “Puskas era un goleador nato. Tenía el arco en la cabeza. Remataba bien, se colocaba bien… lo tenía todo. Y además, era muy buena persona”.

 

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información