Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Mosley seguirá al frente de la FIA

  • La Asamblea Extraordinaria le ratifica en el cargo
Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
El británico Max Mosley continuará como presidente de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) tras recibir el apoyo de la Asamblea General Extraordinaria del organismo. Mosley, de 68 años, recibió el respaldo mayoritario en votación secreta efectuada tras verse envuelto en un escándalo sexual y continuará al menos hasta octubre de 2009, cuando concluye su cuarto mandato. En total hubo 103 votos en apoyo al dirigente británico y 55 en contra, mientras que se abstuvieron siete asambleistas y hubo cuatro nulos.

Moxley se vio involucrado en una orgía de temática sado-nazi en la que supuestamente participó y que fue destapada por el dominical británico "News of the World". Hijo del prominente fascista británico de los años treinta Oswald Mosley, negó las connotaciones nazis del episodio sexual y adelantó que iba a demandar al periódico.

El británico, presidente de la FIA desde 1994, aseguró que no iba a dimitir del cargo, como solicitaron presidentes de clubes, federaciones e incluso el máximo responsable de la Fórmula Uno, Bernie Ecclestone, "a menos que lo pida una mayoría de miembros", según expresó en una carta dirigida a todos los presidente de clubes de la organización. "Si la Asamblea General está de acuerdo, continuaré hasta octubre de 2009 dejando casi toda la representación pública de la FIA a los dos vicepresidentes. Esto me dará el tiempo que necesito para avanzar en las negociaciones actuales y para proseguir con los procedimientos legales que he iniciado contra aquellos que han causado tantos inconveniente y desconcierto innecesario", detalló en su misiva.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información