Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Checa se reencuentra con el triunfo diez años después

Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
Diez años ha tenido que esperar Carlos Checa para volver a la senda del triunfo, tras momentos duros y de sinsabores. Lo ha conseguido con su doblete en la sexta prueba del Mundial de Superbike, disputada en Estados Unidos.

El escenario no podía ser mejor. El inédito circuito de Miller Motorsport Park de Tooele Valley, cerca de Salt Lake City, con un sensacional paisaje de fondo. Fue allí donde el piloto barcelonés del Hannspree Ten Kate Honda se subió a lo más alto del podio. Un triunfo muy esperado por el corredor de Sant Fuitós del Bages. En su palmarés, dos victorias en 500cc del Mundial de velocidad.

El 3 de julio de 1998, Carlos sufría el percance más grave de su trayectoria deportiva. Ocurría en una caída, en principio inofensiva, en el circuito Donington Park, durante los primeros entrenamientos libres. Esa caída le causó una hemorragia interna y la consiguiente extirpación del bazo en el "Queen"s Hospital" de Nottingham. "El Toro" se recuperó, pero no volvió a disfrutar de las mieles del triunfo, ni en el Mundial de 500cc ni en MotoGP, en el que participó a lomos de una Yamaha, una Ducati y una Honda.

Esto hizo que el piloto decidiera cambiar de aires y darse una nueva oportunidad en el Mundial de Superbikes. Y Checa, poco a poco, fue demostrando que tenía aptitudes para dar de qué hablar en la nueva categoría. En Valencia se quedó a las puertas del triunfo, pero su inquietud por alzarse con la victoria hizo que cayera al suelo en la última curva, al intentar superar al alemán Max Neukirchner.

Este fin de semana, por fin su "tozudez" ha dado sus frutos y consiguió la doble victoria en Salt Lake City, donde logró la primera "superpole" de su palmarés.

Checa, que le dio a Honda su victoria 100 en esta categoría, aseguraba pletórico: "He tenido que esperar diez años para volver a ganar y logro dos en dos horas". El piloto español supo mantener la concentración entre la primera manga y la segunda, porque no era fácil retener la felicidad que sentía tras recobrar el sabor del triunfo. "Es un día especial después de tanto duro trabajo. Este es uno de los días más felices para mí. Dos victorias en América es fantástico", aseguró feliz Checa.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información