Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Pastor prepara su despedida tras Pekín

EFE EFE
Juan Carlos Pastor, seleccionador español de balonmano cuyo contrato con la Federación expira tras los Juegos de Pekín, se verá "obligado" a rechazar una propuesta de renovación ante la decisión de la Asamblea de los clubes (ASOBAL) de impedir a partir de la próxima temporada la compatibilidad del cargo de seleccionador con el de entrenador de club.

Asobal preveía trasladar este acuerdo a la Asamblea federativa, celebrada el pasado 16 de mayo en Madrid, pero pactó finalmente desistir a instancias de la propia Federación Española de Balonmano, que ha difundido hoy un comunicado en el que aclara la información dada ayer por EFE.

Pastor, desde su nombramiento como máximo responsable técnico del equipo nacional de balonmano, el 25 de noviembre de 2004, ha compaginado la selección con la labor de entrenador del Valladolid.

El actual seleccionador, que guió a España hacia su primer oro mundialista (Túnez"2005), el oro de los Juegos Mediterráneos de 2005, el subcampeonato de Europa (Suiza"2006) y, el pasado fin de semana, a los Juegos Olímpicos de Pekín, tiene un acuerdo con el club vallisoletano en un proyecto a largo plazo, que al menos abarca hasta 2010.

Al finalizar los Juegos de Pekín y excepto que la Federación ponga sobre la mesa una elevadísima oferta económica para la continuidad de Pastor, el técnico se verá ante la disyuntiva de elegir entre selección o club. Ante ese dilema, Pastor no daría la espalda a la entidad de su ciudad natal, Valladolid.

Con las elecciones federativas en los últimos meses del año, tras los Juegos, ni siquiera una posible reelección del actual mandatario, Jesús López Ricondo, devolvería los galones de técnico de la selección a Pastor.

Si López Ricondo vuelve a ser elegido presidente, lo que por el momento es viable ante el escaso ruido de la oposición, todo apunta a que el elegido sería Javier García Cuesta, ex seleccionador español, actualmente director técnico de la Federación y un hombre de máxima confianza del presidente. El acuerdo de ASOBAL sobre incompatibilidades obligaría a Pastor a decidirse por su club.

En el caso de que las urnas otorguen la presidencia a otro candidato, la citada incompatibilidad acordada por la Asamblea de Asobal también obligaría al fin de la "Era Pastor" al frente de la selección, una de las más laureadas junto a la etapa de Juan de Dios Román.

Este acuerdo de los clubes también ha puesto trabas a la contratación por parte del Portland San Antonio del actual seleccionador polaco Bogdan Wenta, ya que Polonia logró un puesto para disputar los Juegos de Pekín.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información