Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Portland defiende el tercer puesto

  • Los navarros llegan con varias bajas y están obligados a ganar el Barcelona
EFE EFE
El Portland San Antonio afronta una final ante el FC Barcelona en el Palau, mermado por las bajas pero con la intención de ganar al conjunto azulgrana para defender el tercer puesto que asegura su presencia en la próxima Liga de Campeones.

Precisamente, el equipo navarro estará más pendiente que nunca del encuentro que enfrenta en el pabellón Huerta del Rey al Valladolid y Ademar León, su más directo rival en la pugna por esa tercera plaza y que, en caso de caer derrotado, daría al Portland un margen de error en el Palau.

"Nosotros tenemos una calendario más complicado que el Ademar y, si ellos ganan en Valladolid, nosotros estaremos obligados a ganar en Barcelona. Si por el contrario pierden, nos daría un margen de error, aunque sabemos que ganando en Barcelona el tercer puesto se nos podría muy de cara", reconoció a el técnico antoniano, Javier Cabanas.


Muchas bajas


El Portland asume que se juega gran parte de sus opciones de acabar tercero en esta jornada, aunque afronta el duelo mermado por la doble baja en el extremo izquierdo de Ricardo Andorinho y Javier Ortigosa -que cubrirá con el júnior Adrián Crowley o utilizando a otros jugadores como Ruesga en esa demarcación-, así como la del lateral Davor Dominikovic, con problemas en un pie.

El conjunto catalán viene de encajar una severa derrota en Liga de Campeones (41-31) que podrían acusar ante el Portland, aunque el técnico antoniano no se confía: "Son competiciones diferentes y van a salir a muerte porque se juegan mucho en la Liga y, además, son los favoritos por jugar en su casa", recordó Cabanas consciente de que el Palau registrará una gran entrada previa a la cita de fútbol en el Camp Nou.


Por este motivo, Cabanas tiene claro que para ganar en el Palau -Portland ya lo hizo en 2002 (24-26) y en 2005 (26-31)- la clave estará en no dejarles correr: "Debemos evitar las pérdidas de balón porque nos pueden machacar al contraataque. Si no les dejamos correr y hacer su juego rápido tendremos nuestra oportunidad, la cuestión será aprovecharla", apostilló.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información