Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Federer, a la final con dudas

  • Tercera final en cuatro años entre los dos jugadores
EFE EFE
Federer ganó a Monfils, 59 del mundo, por 6-2, 5-7, 6-3 y 7-5, en tres horas y cuatro minutos, para privar al público local de la posibilidad de un nuevo campeón de esta nacionalidad después de la gesta de Yannick Noah hace 25 años.

Federer sufrió más de lo previsto ante Monfils, un invitado en las semifinales de un Grand Slam, por primera vez en su vida, y con un déficit de tres derrotas ante el suizo.

"Juega con cabeza" fue la clave de Thierry Champion, técnico de Monfils, y el tenista comenzó con malos augurios el partido de su vida. Problemas en sus ojos, porque lleva lentes de contacto y algo se le había metido dentro, y visita obligada al baño, nada más comenzar el duelo..

Pero el parisino, de origen guadalupense, exigió el máximo a Federer en la oportunidad de su vida. Ganó un tercer set de forma admirable, a la segunda oportunidad con saques a 220 kilómetros por hora y a punto estuvo de forzar el quinto, cuando dispuso de un punto de ruptura con 2-2, salvado cómo no, con el segundo "ace" de Federer, y luego de dos mas, con 3-3, neutralizados, uno con una derecha del suizo y el otro tras un fallo al resto del francés.

Muchas de las esperanzas de los 15.000 aficionados que llenaban la Philippe Chatrier de ver de nuevo a un francés en la final este año, cuando se cumple el 25 aniversario del éxito de Yannick Noah contra Mats Wilander se vinieron abajo en esos juegos.

Federer apretó como sabe, y con el juego que le ha llevado a ganar cinco Wimbledon seguidos, se subió a la red, y tuvo dos bolas de partido, de acceso a la final, en el décimo juego, salvados por Monfils tras una derecha fuera del suizo y luego, con su 10 saque directo.

Pero en la tercera se acabó la historia de Monfils. Una volea de revés de Federer, acosando en la red, puso punto final a un jugador que según el suizo ha hecho "una quincena magnífica".

"Es un jugador con un gran talento y lo ha podido demostrar en su casa. La clave del partido ha estado en el primer juego, cuando le he roto y eso ha puesto el duelo de mi lado. A partir de ahí le ha costado mucho ponerse por delante. Ha luchado y lo ha intentado pero yo he resistido", dijo Federer.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información