Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Conozca la carta que mandó Florentino Pérez a los socios con motivo de la Asamblea

  • Habla del fútbol como "un misterio universal repleto de sentimientos". Destaca del club la fortaleza económica, la paz institucional y la necesidad de ser un ejemplo además de las ansias de victoria. Tilda su proyecto de "ilusionante, moderno y renovador"
Con motivo de la Asamblea del domingo
Alberto Piñero - Madrid Alberto Piñero - Madrid

El pasado domingo se celebró en el Palacio de Congresos de IFEMA la Asamblea Ordinaria de socios compromisarios del Real Madrid, una de las citas más importantes del calendario en el club blanco. Y es que, no en vano, teniendo en cuenta que el club es de los socios, ése era uno de los pocos momentos junto con el de las elecciones a la presidencia donde los socios tienen realmente voz y voto para influir en las decisiones del club.

El club lo organizó todo hasta el más mínimo detalle, consiguiendo que fuera un ejemplo de organización y una demostración de civismo y educación por parte de los presentes. Siendo el presidente le primero que dio ejemplo desde el escenario y el atril de intervenciones. Un presidente que suele escribir en el informe anual que el club merengue facilita a los compromisarios antes del acto haciendo un balance del año. Resulta una lectura muy significativa para saber cómo late el club en su interior, y ésta es la carta que escribió este año Florentino a los socios y que desde Defensa Central queremos hacer extensiva a todo el madridismo:



Queridos Socios:

Nuestro proyecto para hacer del Real Madrid el mejor Club del siglo XXI ha cumplido su primer año. Durante este tiempo hemos trabajado duro para recuperar la ética, el rigor y la estabilidad. Todo desde la más absoluta lealtad a esos valores que a lo largo de la historia nos han hecho ser uno de los referentes más importantes del fútbol.

El mundo vive una de las crisis económicas más complejas que hayamos conocido y las dificultades del entorno son enormes. Sin embargo, el Real Madrid ha vuelto a demostrar que es el líder en todos los aspectos económicos. Un alto nivel de profesionalidad, de eficacia, de seriedad y una enorme capacidad de sacrificio nos han permitido alcanzar un balance saneado con unas cuentas impecables y transparentes. Son tiempos difíciles pero la fortaleza financiera del Real Madrid es indiscutible y nos permite acometer el presente y el futuro con una serenidad esencial. Este liderazgo en lo económico es un paso básico para afrontar los grandes proyectos estructurales de futuro y por supuesto los grandes desafíos deportivos.

Desde la Asamblea de Compromisarios del pasado 20 de septiembre de 2009, el Club ha vuelto de nuevo a vivir un clima de normalidad institucional, de respeto a las normas, de respeto a los socios y de buen gobierno. Desde siempre he tenido una idea clara y firme en mis convicciones como madridista. Los socios deben ser los únicos y verdaderos dueños del Club, y su voluntad la guía de actuación de la Junta Directiva.

Honestidad, entrega, talento, búsqueda constante de la perfección y también orgullo y sacrificio. Valores claves en nuestro Club, tanto en los terrenos de juego como fuera de ellos, y todos como herramientas imprescindibles para consolidar el proyecto ilusionante, moderno y renovador que iniciamos el pasado año, y que continuamos de forma más decidida aún en esta nueva temporada.

El fútbol es un misterio universal repleto de sentimientos. Nuestro presidente Santiago Bernabéu ya tenía muy clara su capacidad de influencia en el sosiego de un mundo agitado y desigual. El Real Madrid es la mayor institución deportiva y por tanto nuestra obligación es la de ser un ejemplo. Nuestros deportistas y todos aquellos que formamos parte de este Club tenemos una gigantesca responsabilidad.

El Real Madrid tiene a millones de seguidores en todos los continentes que esperan lo mejor de todos nosotros para alcanzar los triunfos deseados. Nos debemos también a ellos y no podemos olvidarles.

Vamos a diseñar juntos el mejor Club del siglo XXI. Por eso hemos empezado ya a cosntruir un Real Madrid donde la ética es el pilar fundamental de nuestra actuación y un valor inquebrantable. Un Real Madrid ejemplar, con hambre insaciable de títulos, unido, donde se cuide el talento y no se renuncie al sacrificio en la búsqueda del éxito. Una institución inteligente cuyo símbolo debe implicar también la solidaridad como cualidad básica de comportamiento.

Queremos victorias, deseamos triunfos y trabajamos cada día con más intensidad para ser más fuertes en todos los terrenos. Ser presidente del Real Madrid es el mayor honor que pude imaginar y ahora buscaremos que esos sueños de los aficionados madridistas de todo el mundo sean una realidad.

Gracias a todos,

Florentino Pérez

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información