Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Todos contra Tiger Woods

Defensa Central Defensa Central
En los mentideros del Augusta National ni se discute que Tiger Woods es el favorito para ganar el Masters, el primer "Grande" de 2008 que comienza mañana, puesto que, simplemente, los sesudos septuagenarios de este club elitista pasan el tiempo deliberando quién será el segundo y a cuántos golpes acabará del mejor golfista del planeta.



Sólo los que ignoran las cifras de Tiger desde el 8 de mayo de 2007 o los que buscan en el azar de las apuestas conseguir un buen pellizco señalan a otro golfista como posible campeón en Augusta: ocho victorias en diez torneos; cuatro de cinco en 2008, siempre en el top-cinco desde el último Open Británico de 2007 y 38 de sus últimas 40 rondas al par o mejor.

En realidad, la mayoría prevé quiénes serán los protagonistas de la famosa fotografía del domingo en el soleado atardecer de final de torneo en Augusta: Zach Johnson, campeón de 2007, ayuda a Tiger a enfundarse su quinta Chaqueta Verde.

De hacerse realidad esta predicción mayoritaria, Tiger Woods, de 32 años, se convertiría en el primer golfista de la historia en conseguir cuatro Chaquetas Verdes en una misma década (2001, 2002, 2005 y 2008), se colocaría a una de las seis chaquetas que obtuvo Jack Nicklaus y a cuatro títulos de Grand Slam del récord de dieciocho que acumuló Nicklaus en toda su carrera.

No obstante la abrumadora superioridad de Tiger y las predicciones, Augusta se preparara para un intenso e igualado torneo en el que participan tres españoles, José María Olazábal, Sergio García y Miguel Ángel Jiménez; dos argentinos, Ángel Cabrera y Andrés Romero, y el colombiano Camilo Villegas.

Olazabal se reencuentra con "su" torneo

El golf español está de enhorabuena con la presencia de Olazábal, bicampeón del Masters (1994 y 1999) y nuevamente en Augusta tras superar una lesión que le ha tenido apartado de las canchas de golf durante más de siete meses. Además, las sensaciones que ha dejado en sus dos torneos previos (Open de Andalucía y Open de Houston) invitan al optimismo. Superó ambos cortes, con especial relieve el de Houston para soñar con un "top-ten".

En cuanto a García y Jiménez, el primero figura en la lista de candidatos un año más y el andaluz jugará sus bazas ante la desventaja que le supone la longitud del campo.

Jiménez tendrá el honor de comenzar compartiendo partido con el mítico golfista surafricano Gary Player, de 72 años y uno de los tres grandes jugadores de siempre, junto con Jack Nicklaus y Arnold Palmer.



Player es el único de los tres aún en activo. Mañana batirá el récord de Palmer pues comenzará para él su Masters número 51, aunque Palmer jugó sus 50 torneos de manera consecutiva y Player no estuvo en el de 1973, pues se recuperaba de una operación.

También Fred Couples podría batir otro récord si atraviesa el corte del viernes. El estadounidense se convertiría en el primer campeón del Masters (ganó en 1992) que supera el corte en todas sus participaciones (23).

Igualmente, el golf argentino brilla con luz propia este año en Augusta. Ángel Cabrera afronta el Masters con el respeto de los norteamericanos ganado a pulso. Su título en junio pasado del Abierto estadounidense tiene la culpa de ello. Cabrera, no obstante, ha sido encuadrado en el mismo partido que Tiger Woods y de ese inicio dependerá su control durante el resto de torneo.

Romero acude a Augusta como campeón hace dos semanas en Nueva Orleans y su pequeña figura se ha ensanchado para el torneo de mayor prestigio del golf mundial, en donde se discute también si Tiger comenzará su cuenta para encadenar los cuatro títulos de Grand Slam en un mismo año.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información