Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Montmeló, el 'circuito del pánico'

Asun Redondo Asun Redondo

Es la cara y la cruz que ha traído este fin de semana Montmeló. Por un lado, Dani Pedrosa conseguía imponerse en ‘su’ circuito, tras una excelente carrera en la que el catalán dominó en todo momento. Por otro, no pudimos ver cómo peleaba por hacerse hueco en la cabeza de carrera el mallorquín Jorge Lorenzo, ausente tras la caída sufrida durante la sesión del viernes.


Y es que si algo ha podido hacer sombra a la victoria de Pedrosa son las caídas que se han producido durante todo el transcurso del GP de Cataluña. Hasta un total de 14 pilotos han visto de cerca el asfalto del trazado catalán. Al parecer, según comentó en rueda de prensa Dani Pedrosa, el circuito de Montmeló “necesitaría un nuevo asfalto para dejar la pista más lisa”.


Las numerosas carreras que se disputan en el trazado catalán hacen que el asfalto esté muy castigado, algo que afecta y mucho, a los pilotos de MotoGp. Sin embargo, la Federación Internacional de Motociclismo achaca a la suciedad y la humedad producida por la lluvia la falta de agarre de las motos sobre la pista. Además, insistieron en que el asfaltado del ‘Circuit’ es el adecuado para la disputa de las carreras de las tres categorías.


Lorenzo y Rabat, los peor parados


Numerosas caídas y salidas de pista se han visto en el transcurso de la séptima prueba del Mundial, pero ninguna tan impactante como la de Jorge Lorenzo. El mallorquín suma GP tras GP una caída a su bagaje personal de accidentes. Sin embargo, la de este fin de semana se lleva la palma, al llegar incluso a dejarle fuera de la disputa de la carrera.


Lorenzo cayó al suelo durante la primera sesión, rodando violentamente por el suelo y perder por unos instantes el conocimiento. Es por ese motivo por el que fue trasladado de urgencia al Dexeus de Barcelona, donde le hicieron las pruebas pertinentes que determinaron que el de Yamaha debería estar en observación de 48 a 72 horas.


Poco después, Tito Rabat se fue también al suelo en 125cc, que acabó con el piloto catalán en el hospital, donde le indujeron un coma farmacológico para evitar complicaciones posteriores. Finalmente, todo quedó en un gran susto.


Andrea Dovizioso, Toni Elías, Randy De Puniet, Casey Stoner, Sergio Gadea, Olivé, De Angelis, Locatelli, Arcas, Abraham… e incluso Dani Pedrosa, también tuvieron problemas para controlar sus motos en el irregular trazado de Montmeló.


Caídas a la orden del día


Si echamos la vista a atrás observamos que las caídas son una tónica constante en Montmeló. En el GP de Cataluña de 2004, Sete sufría una grave caída que le causó conmociones y una fractura de clavícula.


En el Mundial siguiente, de 2005, a Andrea Dovizioso le pasó algo similar a lo de Jorge Lorenzo este año. Y es que el italiano de Honda no pudo participar en los entrenamientos oficiales del circuito catalán, como consecuencia de un accidente sufrido durante la sesión previa.


Inolvidable el GP de 2006, en el que una grave caída en la primera curva obligó a retrasar el inicio de la prueba. Sólo 11 pilotos fueron capaces de cruzar ilesos la línea de meta, con Rossi a la cabeza. Loris Capirossi, también afectado este año, Sete Gibernau y Marco Melandri sufrieron graves lesiones tras un accidente en la primera curva, que también afectó a Dani Pedrosa. Capirossi golpeó la maneta del freno de Gibernau, parando en seco la moto del español, que rodó por los aires, llegando a romper la visera del casco. A raíz de ahí, las caídas se sucedieron como fichas de dominó, destacando la de Melandri, que quedó bajo su moto tras arrastrase a lo largo de 100 metros por el circuito.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información