Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Valverde gana la primera etapa

EFE EFE
El español Alejandro Valverde, del Caisse D"Epargne, mostró una enorme superioridad al esprint al imponerse en la primera etapa de la Dauphiné Liberé, disputada entre Avignon y Privas, de 194 Kilómetros, en la que ganó el pulso al noruego Thor Hushovd (Credir Agricole), quien se convirtió en nuevo líder.

En una llegada en ligera subida, Valverde no tuvo rival. Cuando arrancó a menos de 300 metros de meta se fue lanzado hacia la victoria, sin respuesta de sus rivales, con tiempo incluso para mirar hacia atrás y cerciorarse de que no se le iba a escapar su quinta victoria del año, dejando una impresión óptima en la prueba que sirve de ensayo para el Tour de Francia.

Valverde, de 28 años y doble vencedor de la Lieja-Bastoña-Lieja (2006 y 2008), abrió su palmarés en la Dauphiné dando un auténtico baño al resto de sprinters. Ganó por delante de Hushovd, quien con los seis segundos de bonificación, por diez del murciano, dio el salto al maillot amarillo, prenda que su equipo buscó desde el primer kilómetro de etapa. La tercera plaza le correspondió al alemán Björn Schröder, del Milram.

Favoritos

En un final con los favoritos muy atentos, el australiano Cadel Evans (Silence) fue quinto y el estadounidense Levi Leipheimer (Astana) sexto, posición que le obligó a ceder el maillot amarillo a Hushovd. El español Haimar Zubeldia (Euskaltel), octavo, se metió entre los grandes.

Valverde se acercó hasta la segunda plaza en la general, a un solo segundo de Hushovd, mientras que Leipheimer es tercero a 5 segundos del corredor nórdico.

Tres corredores fueron los encargados de romper la monotonía inicial, con un salto inicial en el kilómetro 24 del francés Sébastien Joly (Francaise), quien fue alejando al pelotón mientras se le unían su compatriota Arnaud Labbe (Bouygues) y el alemán del Milram Christian Kux.

Escapada

Una fuga controlada por los equipos que más tarde se iban a jugar la victoria de etapa y el maillot de líder, los mismos que estabilizaron la escapada en torno a los tres minutos hasta que decidieron el asalto a las ilusiones del trío aventurero.

El pelotón, dirigido por el Credit Agricole de Hushovd, forzó la máquina hasta derribar la escapada a 13 kilómetros de la meta. El relevo al frente lo asumió el High Road de Andrei Greipel, con el Astana del líder Leipheimer atento a cualquier movimiento. Detrás del americano se colocó Valverde. El murciano olía la victoria.

David de la Fuente (Saunier Duval) trató de romper el guión al pasar por la pancarta de último kilómetro, sin suerte, lo mismo que el estadounidense George Hincapie (Hihg Road).

Pero en un día de buenas sensaciones, apareció la mejor versión de Valverde. Un ligero repecho del 4 por ciento que se ajustaba a sus características de gran llegador. Oportunidad única para demostrar su estado de forma a tres semanas del Tour.

Y arrancó a 200 metros de la línea, se destacó de un plumazo, miró atrás, no venía nadie cerca. Momento para celebrar la victoria. Sin oposición, a lo grande.

Mañana se disputará la segunda etapa entre Bourg Andéol y Vienne, de 184 kilómetros.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información