Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Ove Andersson muere en un accidente durante carrera

EFE EFE
El sueco Ove Andersson, ex director del equipo Toyota tanto de rallys como de Fórmula Uno, murió hoy a los 70 años tras sufrir un accidente mientras disputaba un rally de coches clásicos en Sudáfrica, informan los medios de su país. Andersson, que fue el máximo responsable del Toyota Team Europe (TTE) durante tres décadas, chocó con su coche contra un camión durante el rally clásico Milligan. El sueco fue el jefe del TTE durante la época en el Mundial de rallys. El piloto español Carlos Sainz estuvo bajo sus órdenes y con ese equipo logró sus dos títulos mundiales, en 1990 y 1992.

Después lideró el programa deportivo de Toyota en su llegada a la Fórmula Uno, en 2002. Dejó su cargo de director a los 66 años, en 2003, año en el que convirtió en consejero. En 1989 abrió a Carlos Sainz las puertas del Campeonato del Mundo de rallys al contratar al español para formar parte del equipo TTE. Ove Andersson presidía el cuando hace 19 años fijó su mirada en Carlos Sainz para abrirle de par en par las puertas del Mundial de rallys. El madrileño respondió a esa confianza ganando los títulos de 1990 y 1992, los dos únicos que figuran en su palmarés.

Entre finales de los sesenta y principios de los setenta Ove Andersson fue piloto profesional de rallys y, entre otros triunfos, se impuso en 1971 en el legendario Rally de Montecarlo. Ese triunfo fue el comienzo de la relación de Andersson con Toyota, que le ofreció la posibilidad de participar en el Rally RAC británico de 1972 al volante de un Celica. El sueco acabó noveno, un esperanzador resultado que animó a los máximos responsables de la marca a abordar un ambicioso programa de carreras en 1973. El problema para Toyota eran las grandes distancias con Europa, lo que obligó a establecer en el Viejo Continente toda la infraestructura necesaria. Y el elegido para hacerlo fue Andersson, que abrió, primero en Uppsala (Suecia) y después en Bruselas, la primera delegación deportiva de Toyota fuera de Japón ("Andersson Motorsport").

La crisis energética generada por la guerra del Yom Kippur hizo que Toyota Japón suspendiera su actividad deportiva. Andersson buscó ayuda en los representantes de la marca en Estados Unidos y Europa y consiguió seguir adelante con su programa. En 1975 nació el "Toyota Team Europe" (TTE). Así arrancó la actividad deportiva de Toyota en el Mundial de rallys. El primer triunfo de la marca en Europa llegó en el Rally de los 1.000 Lagos de 1975 de la mano del finlandés Hannu Mikkola, al volante de Corolla. El TTE, que luego se estableció en Colonia (Alemania), alcanzó el punto culminante en 1990, cuando Carlos Sainz logró para la marca japonesa el título mundial de pilotos, a los mandos de un Celica GT-Four, hazaña que repitió en 1992, esta vez con el Celica Turbo 4WD "Carlos Sainz Limited Edition". En 1993 y 1994 Toyota también ganó el Mundial de pilotos, de la mano del finlandés Juha Kankkunen y el francés Didier Auriol, respectivamente.

En total, con Ove Andersson a la cabeza Toyota ha ganado 43 rallys del Mundial, cuatro títulos mundiales de pilotos, tres de Constructores (1993, 1994 y 1999), dos títulos europeos (el alemán Armin Schwarz en 1996 y el danés Henrik Lundgaaard en 2000), un campeonato de Asia-Pacífico (Carlos Sainz en 1990) y cuatro títulos de Oriente Próximo (El qatarí Mohamed Bin Sulayem en 1986, 1987, 9888 y 1990). En 1998 y 1999 Toyota compaginó el Mundial de rallys con su participación en las legendarias 24 Horas de Le Mans con un nuevo coche, el GT One. El primer año la marca acabó novena y al año siguiente, segunda. 1999 fue el último año de Toyota tanto en el Mundial de rallys como en Le Mans. A partir de entonces, y aún bajo la dirección de Oven Andersson, la marca centró sus esfuerzos en el escalón más alto del automovilismo mundial: la Fórmula Uno.

En 2000 Toyota fabricó el primer motor de F1. Al año siguiente el monoplaza de la marca empezó a rodar en el circuito francés de Paul Ricard. Y ya en 2002 llegó el esperado debut de un Toyota en el Campeonato del Mundo. En 2003, con el francés Olivier Panis y el brasileño Cristiano Da Matta, Toyota siguió su aventura en la Fórmula Uno y en el Gran Premio de Alemania logró su mejor resultado, al acabar Panis quinto y Da Matta sexto en el circuito de Hockenheim.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información