Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Un dispositivo a la altura de un gran partido

  • Policías, vigilantes y sanitarios intentarán que no haya problemas en el Bernabéu
Policías, vigilantes y sanitarios intentarán que no haya problemas en el Bernabéu
Defensa Central Defensa Central

Más de 1.700 efectivos, entre policías, sanitarios y vigilantes, velarán mañana miércoles por la seguridad de los madrileños en general y de los asistentes al partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones, que enfrenta al Real Madrid con el Barcelona en la capital española.

La Delegación del Gobierno en Madrid coordinará el dispositivo del partido, que ha sido calificado de alto riesgo, tras la reunión mantenida la tarde de este martes con los responsables de la Jefatura Superior de Policía Nacional, Policía Municipal, servicios sanitarios y asistenciales, delegados de la UEFA y representantes de seguridad del Real Madrid.

Todas las puertas de acceso al estadio Santiago Bernabéu estarán vigiladas de forma rigurosa para evitar la introducción de objetos cuyo porte, exhibición o consumo prohíbe expresamente la Ley del deporte en cualquier recinto deportivo, ha informado el departamento que dirige María Dolores Carrión.

Además, la plaza de Cibeles contará con un dispositivo de seguridad, en previsión de que cualquiera de las dos aficiones se dirija a la misma con la intención de celebrar la victoria de su equipo.

La Delegación del Gobierno en Madrid ha aprovechado la ocasión para agradecer a la afición madridista el "excelente comportamiento cívico" que tuvo durante la celebración de la victoria de la Copa del Rey, el pasado miércoles en Cibeles y confía en que las próximas celebraciones se desarrollen de forma similar.

El dispositivo policial lo integran efectivos del Cuerpo Nacional de Policía (con sus respectivas Unidades de Intervención Policial UIP), caballería, motos, guías caninos, radio patrullas y helicóptero), además de agentes de Policía Municipal, personal de seguridad privada del propio estadio, así cómo efectivos de los distintos servicios sanitarios y asistenciales y bomberos.

El dispositivo de seguridad estará operativo antes, durante y después del partido. Se activará a primera hora de la tarde del miércoles coincidiendo con la llegada de los aficionados blaugranas, acompañados por la policía hasta su llegada al estadio, donde serán acomodados en sectores independientes a los ocupados por la afición madrileña.

Horas antes del partido, un importante despliegue policial vigilará los puntos de llegada de los seguidores del Barcelona, así como los alrededores del Santiago Bernabéu y, especialmente, los lugares de reunión y concentración de los aficionados de ambos conjuntos, ha indicado la Delegación de Gobierno en Madrid.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información