Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Belmonte se lleva dos platas en París

EFE - París EFE - París
La nadadora española Nina Zhivanevskaya logró su segundo oro en el Abierto de París de natación, al imponerse hoy, en la última jornada, en los 100 metros espalda, mientras que Mireia Belmonte logró sendas platas en los 400 estilos y en los 200 braza. Zhivanevskaya, que había logrado el miércoles por la tarde el mejor crono de las series con 1:01.78 (su récord nacional está en 1:00.29 desde los Campeonatos de Europa disputados en Eindhoven), venció esta mañana con un crono de 1:01.99 por delante de la británica Elizabeth Simmonds (1:02.00) en una final en la que la también española Lydia Morant fue séptima (1:05.75).

Belmonte también había sido la mejor en las series de los 200 braza con 2:35.58, pero en la final hizo un tiempo de 2:35.45 y fue superada por la francesa Coralie Dobral (2:33.22). La española ha renunciado a nadar esta distancia en los Juegos Olímpicos de Pekín el próximo agosto.

En los 400 estilos también se subió al segundo peldaño del podio. Paró el crono en 4:44.40 y fue derrotada por la gala Camille Muffat (4:43.75). La delegación española sumó otros dos podios, en los 200 estilos, por medio de Brenton Cabello (2:03.83) y Javier Núñez (2:04.38), segundo y tercero, respectivamente, tras el ucraniano Vadym Lepskii (2:03.27).

Núñez fue cuarto en los 1.500 libre (15:39.37), en los que fue claramente superado por el sudafricano Troyden Prinsloo (15:18.06) y los franceses Sebastien Rouault (15:22.84) y Anthony Pannier (15:32.59).

Erika Villaécija se clasificó en la quinta plaza de la final de 400 libre (4:10.72), en la que ganó la gran figura mundial Laure Manaudou (4:07.69) y con Arantxa Ramos séptima (4:12.42).

Rafael Muñoz se tuvo que conformar con la quinta plaza en los 100 mariposa (54.03) tras haber sido el más rápido en las series. Los franceses Frederick Bousquet (51.90) y Christophe Lebon (52.90) dominaron la prueba.

En este Abierto de París las finales se han disputado en las sesiones matinales para que los nadadores se habitúen a competir al máximo en esas horas, como ocurrirá en agosto en los Juegos Olímpicos de Pekín
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información