Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Otra frustración

EFE EFE
Alcanzar el podio, la meta que se ha marcado el español Fernando Alonso en una temporada cada vez más desilusionante y en la que se ha quedado fuera de la lucha por el título, sigue estando lejos, y el equipo Renault sigue sin dar con la clave para que su primer piloto, con el que espera poder contar en 2009, pueda conseguirlo. La mejoría en el rendimiento del Renault R28 durante las últimas carreras permitieron a Alonso albergar la esperanza de poder regresar alguna vez a los puestos de podio. El último caso fue el domingo, en el Gran Premio de Francia.

Sus resultados, tanto en los libres del viernes como en la sesión de clasificación del sábado, hicieron que el español pensase más que nunca en que la meta estaba a su alcance, sin necesidad de que para ello colaborasen fallos de terceros. Pero esa posibilidad nunca se produjo. Fernando Alonso no tuvo nunca el ritmo de carrera ideal para luchar por su objetivo. El coche del sábado ya no fue el mismo el domingo. Y todo ello le devolvió a la realidad, la que le condena este año a tratar de entrar en los puntos. El domingo sumó uno solo al acabar en la octava plaza, la que cierra el reparto de puntos.

Sólo 10 puntos

Después de las ocho primeras carreras del campeonato, el R28 sólo ha permitido a Alonso sumar 10 puntos, lo que le hace estar ya a 38 del nuevo líder, el brasileño Felipe Massa (Ferrari). Fernando Alonso aún no sabe lo que va a hacer el año que viene. Desconoce si seguirá en Renault o si volverá a cambiar de equipo. El equipo francés está decidido a que el español siga con ellos, pero no encuentra la manera de ofrecerle un material que le convenza de que ésa es la mejor opción para el 2009. Renault se ha marcado tres carreras, empezando por la de ayer en Francia, para lograr su objetivo.

Alonso está empeñado en hacer podios este mismo año, e incluso el sábado no descartó la posibilidad de sumar al menos un triunfo. Todo ello lo dijo nada más acabar cuarto en la sesión de clasificación y con las buenas sensaciones que le dejó el R28. Alonso estaba convencido de que el podio esta vez sí estaba más que nunca este año a su alcance.

No desfallece

Pero en la carrera, esas buenas sensaciones desaparecieron. Alonso nunca dispuso de un coche capaz de darle un ritmo de carrera fiable. El español pasó de tener el podio como claro objetivo a salir de Magny-Cours con un solo punto. Ahora llega el Gran Premio de Gran Bretaña. Alonso tratará de buscar de nuevo el podio. A no ser que la mecánica le devuelva a la realidad de tener que conformarse con sumar puntos.

Renault también tiene el dilema de seguir trabajando para una temporada, la presente, casi para olvidar, o comenzar a centrarse en el coche del año que viene, en el que habrá grandes novedades, como la limitación drástica de los elementos aerodinámicos, el regreso de los neumáticos lisos y el uso opcional de un sistema de recuperación de energía cinética (Kers) para ayudar a adelantar o impedir ser adelantado. Estas novedades cambian completamente el panorama y obligan a los equipos a hacer coches absolutamente nuevos.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información