Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Nadal pasa a tercera ronda

  • Venció en 4 sets por 5-7, 6-2, 7-6 y 6-3
EFE - Inglaterra EFE - Inglaterra
El español Rafal Nadal, número 2 del mundo, sufrió hoy para ganar al letón Ernest Gulbis, por 5-7, 6-2, 7-6 (2) y 6-3, en 2 horas y 56 minutos, y clasificarse para la tercera ronda del torneo de Wimbledon.

El alemán Nicolas Kiefer, favorito número 27 y verdugo hoy del argentino Martín Vassallo Argüello, será el próximo rival de Nadal, tetracampeón de Roland Garros.

Gulbis comenzó sirviendo con una contundencia notable. El letón, el hombre que hizo sudar al serbio Novak Djokovic en los cuartos de final de Roland Garros, no regaló puntos y demostró que está en el camino adecuado para convertirse en un gran jugador, algo que anticipó el propio Nadal dos días antes.

El mallorquín se topó en el primer set con un oponente suelto, con un saque más que solvente que le reportó 16 "aces" a lo largo del partido, 12 más que los que sumó Nadal, y que se ganó el derecho a tutear por momentos al número 2. En el 5-5, Nadal protagonizó un momento de enfado con el juez de silla, después de que éste indicara que una bola había botado dos veces.

Insólito

El segundo favorito no hizo nada por ocultar su enfado. Ni corto ni perezoso, se dirigió al árbitro con un "no me lo puedo creer, no me puedo creer" para mostrar su decepción. Gulbis, que llegó a hacer al mallorquín cuatro juegos en blanco y que logró 43 golpes ganadores (por los 36 de Nadal), dispuso de dos puntos de set y se impuso al zurdo de Manacor por 7-5.

Nadal logró el primer "break" en el arranque del segundo set, algo que dio vida al español y le permitió variar ligeramente el guión. En el 1-3, de nuevo el juez volvió a pitar fuera una bola del tenista español, forzando la repetición del punto en un momento inoportuno, justo cuando el balear tenía oportunidad de rotura.

El manacorense volvió a romper el saque de su oponente por segunda vez consecutiva para ponerse, ahora sí, en 1-4. Nadal recuperó la concentración; dispuso de 3 puntos de set y firmó, metido ya de pleno en el partido, aunque con un juego en blanco, este parcial con 6-2.

El tercer examen no fue sencillo y tuvo que decidirse en el desempate, que ganó el manacorense por 7-2. Con un total de 7 ocasiones para hacer "break", Nadal, que volvió a romper el saque del letón en el cuarto set para convertir el 5-3, zanjó su contienda de segunda ronda con un 6-3 y liquidó el encuentro.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información