Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Talmacsi logra su primera victoria del año, a la segunda

EFE - Assen EFE - Assen
El húngaro Gabor Talmacsi (Aprilia) se adjudicó su primera victoria del año al vencer en el Gran Premio de Holanda de 125 c.c. que se disputó hoy en el circuito de Assen, pero para ello tuvo que esperar a su segunda oportunidad, y la del resto de pilotos, al ser detenida la carrera por la lluvia.

Talmacsi, vigente campeón del mundo de 125 c.c., supo hacer prevalecer su veteranía en la última vuelta de la segunda parte de la carrera para doblegar a otros seis pilotos que pugnaban por la victoria, pero el representante magiar sabía que el punto decisivo para jugarse la victoria era en la "chicane" previa a la recta de meta y ahí llegó primero, cerró bien los huecos y dejó que sus rivales se peleasen por el resto de plazas del podio.

La victoria de Talmacsi, unido a la séptima posición del actual líder de la clasificación provisional del mundial, el francés Mike di Meglio (Derbi), le ha permitido ascender hasta el cuarto lugar de esa tabla de puntos.

Autor del mejor tiempo de entrenamientos, el italiano Simone Corsi (Aprilia) se vio superado en la salida por el británico Bradley Smith (Aprilia) y el español Joan Olivé (Derbi), que una vez más tuvo una actuación destacada pero le faltó la guinda de la victoria al repetir segunda plaza, la tercera en lo que va de temporada.

Smith salió como un auténtico misil y logró rápido unos metros de ventaja, mientras que por detrás se formó un nutrido grupo de pilotos que, al pelearse por la segunda plaza, facilitó el trabajo al británico para escaparse aún con mayor solvencia.

Tras Smith, destacado ya desde el primer giro, fue Joan Olivé el que pasó a comandar el grupo perseguidor, en el que también estaba Sergio Gadea (Aprilia), aunque su presencia duró poco pues en un infortunado contacto de su moto con la del italiano Sandro Cortese (Aprilia), su tubo de escape resultó dañado y tuvo que retirarse.

El ritmo impuesto por Bradley Smith parecía encaminarle hacia la victoria, el que habría sido su primer triunfo en el campeonato del mundo y el segundo consecutivo de un británico tras el de Scott Redding (Aprilia) la pasada semana en Donington Park (Inglaterra) desde que lo hiciese el mítico Barry Sheene en 1971, cuando ganó de manera consecutiva en Suecia y Finlandia.

Con Bradley Smith sólido en la primera plaza, en el grupo perseguidor todos querían llevar la iniciativa, primero fue Joan Olivé, pero después le tocó el turno a Nicolás Terol (Aprilia), quien logró adelantarse algo a sus oponentes para intentar la caza del escapado mientras que Olivé comandaba al grupo, muy estirado y formado entonces junto al español Efrén Vázquez (Aprilia), Cortese y algo más atrás Marc Márquez (KTM), quien una vez estaba realizando una gran carrera.

Pero entonces se produjo el hecho más destacado de la carrera del octavo de litro, pues al aparecer la lluvia el británico Bradley Smith se fue por los suelos y también lo hicieron Marc Márquez y también Efrén Vázquez, situación que propició que la dirección de carrera mostrarse la bandera roja.

Todos los pilotos debían regresar a sus talleres para cambiar neumáticos, algo que al final no hicieron, pues dejó de llover, pero en el caso de Efrén Vázquez, al disponer de una sola moto y no poder arreglarla a tiempo se tuvo que retirar, lo mismo que Mar Márquez, quien si tenía otra KTM, pero tenía la obligación de llegar con la suya a los talleres y no pudo hacerlo.

Tras hacer los cambios pertinentes se procedió a la segunda salida de una carrera que, al ser a escasamente cinco giros acabó siendo frenética. El líder inicial fue Terol, pero en el primer giro le adelantó Joan Olivé, quien mandó hasta la cuarta vuelta, pero entonces se desataron las hostilidades y hubo casi de todo, aunque la inmensa mayoría sabía que el punto crucial del circuito sería la "chicane", si bien antes Esteve "Tito" Rabat (KTM) protagonizó un espectacular adelantamiento desde la cuarta hasta la primera plaza, pero luego le adelantó Gabor Talmacsi y también otros cuatro pilotos más, lo que le acabó relegando a la sexta posición en Assen.

Gabor Talmacsi fue el más "cuco" en ese momento y llegó en la mejor colocación a la "chicane", en la que cerró los huecos mientras Joan Olivé se abría en la primera curva para ganar el puesto en la salida de la tercera curva que forma esa zona y ahí forjó su segunda plaza, la tercera que consigue este año tras Qatar y Portugal.

Nicolás Terol, quien por momento incluso pudo pensar en el podio, acabó noveno en esa vorágine de adelantamientos al límite de la última parte de la carrera, con Pablo Nieto como el siguiente español vigésimo y Pere Tutusaus justo tras él.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información