Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Rusia y Rep.Checa, igualados

  • Copa Davis
EFE - Moscú EFE - Moscú
Rusia y la República Checa mantienen las espadas en todo lo alto tras la disputa hoy de la primera jornada de individuales de los cuartos de final de la Copa Davis que concluyó con una victoria para cada bando (1-1).

La tierra batida elegida por el mago del tenis ruso, Shamil Tarpsichev, no consiguió ralentizar el juego de los checos, que podrían haber casi sentenciado la eliminatoria, de no ser por la enésima resurrección del ex número uno del mundo Marat Safin.

El capitán ruso rescató del ostracismo a Safin, que la temporada pasada había dejado tirado a su equipo en las semifinales y la final para escalar montañas en el Himalaya, y por lo visto hoy dio una vez más en el clavo. Safin resurgió de sus cenizas para derrotar al checo Tomas Berdych en un maratoniano duelo por 6-7, 4-6, 6-3, 6-2 y 6-4 disputado en el Small Sport Arena de Luzhnikí.

Haciendo honor a su fama, Safin sacó todo su genio en la Copa Davis para remontar un marcador de dos sets abajo y otorgar el primer punto a su país tras 3 horas y 50 minutos de juego.

Berdych ha conseguido sus mejores resultados en pistas rápidas, por lo que se esperaba que su rendimiento se resintiera en la tierra moscovita. No obstante, en los dos primeros sets fue el checo el que se sintió más cómodo sobre la pista, y Safin cometió un total de 39 errores no forzados.

Cuando todo parecía perdido, Safin comenzó a mostrarse más agresivo y a hacer correr a Berdych, que perdió el tercer y cuarto set en apenas una hora. El checo dio la cara en el quinto y último set, pero Safin se mostró muy seguro con el servicio, logró 8 saques directos en ese parcial y cometió pocos errores.

Por su parte, Berdych, número 9 del mundo y semifinalista la pasada semana en Miami, demostró una vez más que es un tenista irregular, capaz de lo mejor y de lo peor.

Empate checo

El segundo partido de individuales fue otra historia muy diferente, duró menos de dos horas, pero su resultado tampoco dejó de sorprender.

El checo Radek Stepanek, un especialista en pistas rápidas al igual que su compañero de equipo, venció al ruso Ígor Andréev por un claro 6-3, 6-2 y 6-4. Stepanek se deshizo de su rival por la vía rápida en menos de dos horas, resultado sorprendente si se tiene en cuenta que Andréev es un especialista en tierra y uno de los pocos jugadores que ha derrotado a Nadal en esa superficie.

En cambio, el ruso se vio desarbolado en todo momento por Stepanek, que logró 12 saques directos y consiguió 18 golpes ganadores más que Andréev. Como es habitual en él, Stepanek jugó como si se tratara de una pista de cemento y aprovechó cualquier ocasión para subir a la red, estrategia que le dio un total de quince puntos ganadores.

Mientras, Andréev estuvo desconocido y únicamente mantuvo el tipo con su derecha, lo que no fue suficiente para superar al correoso tenista checo.

El partido de dobles se disputará mañana, sábado, y enfrentará a los rusos Nikolay Davydenko/Mijail Youzhny contra los checos Lukas Dlouhy/Pavel Vizner.



Rusia, que no pierde en casa en esta competición desde 1995, ganó la Copa Davis en 2002 y 2006, en ambos casos con Safin como gran estrella.

Mientras, los checos se proclamaron campeones de este torneo en el lejano 1980, cuando aún existía Checoslovaquia.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información