Ir a versión clásica Ir a versión móvil

Silverstone, un circuito con tradición

Redacción Defensa Central Redacción Defensa Central
Silverstone es el circuito con más tradición de la Fórmula 1, el lugar en que nació el Campeonato del Mundo en 1950, aunque la historia no es más que uno de sus muchos alicientes; para los pilotos de Panasonic Toyota Racing Jarno Trulli y Timo Glock, el principal es la velocidad.

Después de Monza, Silverstone es la pista más rápida del calendario, con una velocidad media de casi 230 km/h en una vuelta cronometrada y una velocidad punta de más de 300 km/h al final de la larga recta del Hangar.

Sin embargo, a diferencia de Monza, Silverstone es mucho más que una sucesión de largas rectas separadas por chicanes, puesto que la elevada velocidad se consigue en gran medida gracias a las pronunciadas curvas de la primera mitad del trazado, desde el giro casi plano hacia la derecha de Copse hasta la espeluznante curva de Becketts y la recta del Hangar.

Una combinación de velocidad y complejidad que apasiona a los pilotos de la Fórmula 1, tal y como explica Jarno Trulli: ”œSilverstone es uno de los circuitos con más tradición y destaca especialmente por las curvas a gran velocidad. En Becketts hay una sucesión de curvas a la antigua que resulta muy estimulante, ya que se toman a gran velocidad y exigen una trazada perfecta. Es como si flotaras de una curva a otra.”

Además de los rápidos virajes del primer tramo del circuito, la pista destaca también por la lenta zona de Luffield, compuesta por dos giros de izquierdas en segunda al final de la vuelta. Esta zona se incorporó a Silverstone en 1990 y plantea un importante reto en términos de puesta a punto, puesto que obliga a encontrar un equilibrio entre la necesaria velocidad de los tramos iniciales y el agarre de estos giros más lentos.

El Panasonic Toyota Racing lleva ya tiempo trabajando para preparar el TF108 de cara a estos dos rasgos característicos de Silverstone, como lo demuestran los tres días de pruebas realizadas la semana pasada en este histórico circuito. No obstante, los entrenamientos del viernes brindarán una ocasión única para encontrar el difícil equilibrio entre velocidad punta y carga.

Según el responsable de aerodinámica Mark Gillan: ”œHay que tratar de no renunciar a la carga en beneficio de la velocidad punta. Los adelantamientos son muy complicados, por lo que la puesta a punto debe procurar que el coche mantenga el máximo ritmo durante toda la vuelta, sin centrarse exclusivamente en la velocidad.”


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información