Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El BM Ciudad Real, a la final de la Champions

EFE - Alemania EFE - Alemania
El Ciudad Real fue capaz de aguantar la renta que traía del partido de ida con mucho sufrimiento en el Color Line Arena de Hamburgo, y así meterse en su tercera final de la Liga de Campeones, tras caer ante los alemanes por 32-26, pero hacer buena la renta de 7 goles que llevaban del partido de ida.

La estrategia de ambos conjuntos difería sensiblemente desde el inicio y todo apuntaba a que el equipo que llevara el partido a su ritmo conseguiría decantar la balanza a su favor. Los alemanes querían que el partido se convirtiera en un correcalles, con ataques rápidos y defensas contundentes, mientras los manchegos optaban por un enfrentamiento más controlado.



EL Hamburgo fue por delante en el marcador con rentas de hasta cuatro goles gracias a la meritoria labor de los hermanos Gille, pero el Ciudad Real mantuvo la serenidad durante toda la primera mitad. Laen realizó un partido muy serio en el pivote, Entrerríos alternaba algunas imprecisiones en el pase con aciertos en el lanzamiento y Kallman encadenó tres goles de forma casi consecutiva para colocar la diferencia a favor de los germanos en sólo tres goles al descanso.


Una segunda mitad de infarto


UN calco de la primera parte, es lo que iba a ser la segunda mitad, con un Rutenka que pareció despertar y Stefansson empezó a repartir juego y goles. La defensa alemana se tornaba aun más dura, hasta el punto de que Davis primero y Kallman después tuvieron que abandonar la pista por sendos golpes. Esta circunstancia dejaba a los manchegos sin sus dos extremos izquierdos y sin sus dos especialistas en el avanzado, ya que Parrondo no entró en la convocatoria. Corría entonces el minuto 15 y Talant pidió tiempo muerto. Urios y Laen jugaron juntos en ataque, con el danés de falso extremo que pasaba al doble pivote en el desarrollo de las jugadas. Morros ocupó el avanzado.

Cuando el partido parecía que iba a quedarse un un marcador ajustado, con el 29-26 y penalti a favor de los manchegos, pero Stefansson falló y el Hamburgo empezó a crecerse. Hens y Yoon anotaban con facilidad mientras el ataque español se secaba. Un nuevo fallo en el lanzamiento de siete metros dejaba al BM Ciudad Real al borde del abismo. Se llegó al último minuto con 32-26 y posesión para los alemanes. Al Hamburgo le bastaba con lograr siete goles de diferencia para clasificarse porque habían conseguido anotar 27 tantos en el Quijote Arena. Las cosas se pusieron todavía peor cuando los colegiados decidieron expulsar a Ales Pajovic en una decisión más que rigurosa. El destino de la semifinal se encontraba entonces en las manos de Pascal Hens, un cañonero esplendoroso que apenas había fallado durante los sesenta minutos. El espigado alemán se levantó por encima de la defensa manchega, pero su zambobazo se estrelló en el poste izquierdo de la portería de Sterbik. Sin embargo el azar les concedió otra oportunidad a los alemanes en forma de rechace. Entonces apareció Arpad Sterbik, que se agigantó ante el lanzamiento de Gille y le detuvo el mano a mano a falta de trece segundos, en los que ya no se movió el marcador.

El Ciudad Real se medirá en la finalísima al ganador de la eliminatoria entre el THW Kiel-FC Barcelona que se resuelve el próximo domingo.

La ficha del partido:

32, HSV Hamburgo (14 18): Bitter, Sandström, Ursic (1), S.Souza (-), Velyky, Torgovanov (-), Grimm (-), B. Gille (4), Guillaume Gille (6), Müller (-), Lindberg (6,3p), Lijewski (2), Hens (10) y Yoon Kyung-Shin (3).

26, BM Ciudad Real (11 15): Sterbik, Hombrados, Laen (2), Kallman (5), Pajovic (-), Stefansson (7,3p), Davis (1), Urios (1), Rutenka (6,1p), Zorman (-), Entrerríos (3), Masachs, Morros (-) y Dinart (-).

Marcador cada cinco minutos: 1-0, 3-2, 5-3, 8-5, 11-9, 14-11, descanso; 17-15, 21-18, 24-22, 27-24, 29-26 y 32-26.
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información