Ir a versión clásica Ir a versión móvil

El Tour de las ausencias

  • Contador encabeza una extensa lista de figuras que no acudirán a la ronda gala
EFE - París EFE - París
Alberto Contador y su equipo, el kazajo con licencia luxemburguesa Astana, encabezan una excepcional nómina de ilustres ausentes en la 95 edición del Tour de Francia, que comienza el 5 de julio en la ciudad bretona de Brest. La decisión de la organización de la gran ronda francesa de vetar al Astana por los casos de dopaje en los que esta formación se vio implicada durante las dos temporadas pasadas trae consigo la ausencia en la carrera del mejor equipo del mundo según la clasificación de la Unión Ciclista Internacional (UCI).

Alberto Contador, ganador de la pasada edición del Tour, no será de la partida, ya que se ha mostrado fiel a una escuadra en la que, en el presente ejercicio, ningún corredor ha dado positivo y en la que, tras ganar el Giro de Italia este año, se ha confirmado como una de las grandes figuras del ciclismo mundial.

La demostración de poderío que el madrileño está ofreciendo durante esta campaña, con las victorias en la Vuelta a Castilla y León, en la Vuelta al País Vasco y en el Giro de Italia parecen indicar que si Alberto estuviera en el Tour sería el gran favorito al triunfo en una carrera con un trazado muy montañoso, en el que se desenvuelve a las mil maravillas.

El estadounidense Levi Leipheimer (Astana), que ocupó el tercer escalón en el último podio de París, parecía, a sus 34 años y tras su triunfo en el prólogo de la Dauphiné Liberé y su buen papel en este prueba, en la que terminó tercero, en disposición de coger su último tren a la gloria de conquistar la vuelta más prestigiosa del mundo.

Andreas Kloden, también del Astana, ha conseguido terminar dos veces en la segunda posición del Tour (04 y 06) y en la presente temporada ha vencido en Romandía y ha ocupado la segunda posición de la general en la Vuelta a Suiza. El alemán es un ciclista completo que, en buena forma, pondría el triunfo muy difícil a cualquier rival, pues se maneja muy bien en todos los terrenos.

Danilo di Luca, ganador del Giro"07, tampoco estará el próximo sábado en Brest, pues fue suspendido durante tres meses por su amistad con un implicado en la trama de dopaje denominada "Oil for drugs" y, una vez superado este amargo trago, fichó por un equipo menor, el LPR. Esta formación cuenta entre sus patrocinadores con la firma Carrera, que dio nombre al legendario equipo italiano en el que militaron, entre otros Claudio Chiapucci y Marco Pantani.

Di Luca y su equipo no están invitados al Tour, que perderá a un ciclista que el año pasado se comportó en el Giro como un gran escalador. Thomas Dekker (Rabobank), de tan solo 23 años, ganador de la Tirreno Adriático"06 y del Tour de Romandía"07, no lucirá su arrolladora juventud en las carreteras francesas, pues se lo impedirá una lesión en el tendón de Aquiles que le hizo abandonar en la Vuelta a Suiza.

El mejor corredor de Holanda en la actualidad es un ciclista que ha demostrado su clase incluso en famosas cumbres como Crans Montana, donde se impuso cuando la Vuelta a Suiza"07 llegó a esta estación alpina. Cuando el pelotón dispute las etapas al sprint, se echará de menos a tres "llegadores" ilustres, pues por diferentes razones, faltarán a la cita francesa Tom Boonen, Alessandro Petacchi y Daniele Benatti.

Tom Boonem, el velocista belga que ganó el maillot de la regularidad en el pasado Tour de Fracia, no podrá aspirar a repetir su éxito en esta ocasión, pues dio positivo por cocaína en un control al que se sometió cuando no estaba en competición. El campeón del mundo (2005), que en la actual temporada conquistó la París-Rubaix, se disculpó de su error, pero el Tour ha vetado su presencia en virtud de la aplicación de su código ético.

Alessandro Petacchi, el otrora mejor "sprinter" del mundo, que dejó huella de su enorme punta de velocidad en las tres grandes vueltas, se encuentra cumpliendo una sanción por un positivo por "Salbutamol". Esta temporada ha sido un "calvario" para el rey de las "volatas", que padeció graves problemas respiratorios y fue despedido por el equipo alemán Milram, en el que militaba hasta que el Tribunal Arbitral de los Deportes (TAS) confirmó su suspensión.

Una tendinitis en la rodilla izquierda ha obligado a Daniele Benatti, el veloz italiano que se impuso en la meta de París en 2007, a interrumpir una buena temporada, en la que había conseguido tres etapas del Giro. Benatti no podrá, en la última etapa de la gran ronda francesa, reeditar su victoria del año pasado en los Campos Elíseos, pero la Vuelta a España podrá disfrutar de la rapidez del ciclista que conquistó su clasificación de la regularidad en la edición de 2007.

La organización del Tour y los ciclistas que lo disputen intentarán que no se noten las importantes ausencias y que sea una carrera recordada por las gestas de los que llegan, plenos de forma e ilusión, a competir contra las carreteras, contra los rivales y contra sí mismos
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.
OK | Más información